Olvidado y empobrecido en Miami: dicta la Justicia el juicio oral a Garfunkel por robar obras de arte

El Canciller - Comentarios

Uno de los ex dueños del Grupo Veintitrés, Matías Garfunkel parecía ser un personaje olvidado por la Justicia en el último tiempo. Sin embargo, hoy, mientras pasa sus días en Miami, recibió un duro revés judicial: el juez Gustavo Meirovich elevó a juicio oral la causa por contrabando de obras de arte y antigüedades.

El juez en lo penal económico avanzó a pasos agigantados en el caso: el empresario de medios y marido de Victoria Vanucci ya tenía (con un fallo de diciembre de 2016) un embargo de 35 millones de pesos sobre sus bienes, según informó hoy el Centro de Información Judicial (CIJ).

El magistrado acusa a Garfunkel de haber sacado del país las obras de arte y antigüedades sin las autorizaciones correspondientes de la Aduana ni de la AFIP, así como tampoco de la Justicia.

Se trata del óleo “The Painted Bridge” o “Damas de la Terraza”, del artista William Russell Flint, valuado en 130 mil dólares; “Deux Tapire FACE A FACE”, de Rembrandt Bugatti, 307.912 dólares; y una cómoda “Vautheret” de Emile Jackes Rullmann, 627.615 dólares.

Ahora, uno de los ex socios del Grupo Veintitrés- que también atraviesa decenas de juicios de trabajadores despedidos de los medios que tenía junto a Sergio Szpolski- buscó refugio en el exterior y quiso esquivar todas las causas. Pero hoy recibió un coletazo que lo obligará a regresar al país cuando comience el proceso en su contra por una causa que lo puede llevar a prisión.

El fallo completo