Oficial: una familia necesitó $47.216 en septiembre para no ser pobre (más del doble que el salario mínimo)

La Canasta Básica Alimentaria creció 39,6% interanual, tres puntos por encima de la inflación. El Estado entrega alimentos a 11 millones de personas.
El Canciller - Comentarios

El INDEC informó esta tarde que una familia de cuatro integrantes necesitó en septiembre $47.216 para estar por encima del umbral de la pobreza. En el mes de agosto, la cifra requerida para llenar la Canasta Básica Total era de $45.477: el aumento intermensual fue del 3,8%, un punto más que la inflación de septiembre, que marcó 2,8%.

El índice, que mide los alimentos y artículos de primera necesidad que necesitan dos adultos y dos niños para cubrir sus requerimientos básicos, creció 35,7% interanual, apenas por debajo del alza del 36,6% en el costo de vida durante los últimos 12 meses. Los números se conocen luego de que el Ministerio de Trabajo acordara con gremios y empresarios una suba del Salario Mínimo, Vital y Móvil en tres tramos: llegará a $21.600 recién en marzo próximo.

Los datos que entregó la Canasta Básica Alimentaria -mensura el nivel de indigencia- son aún más complejos. Es que una familia necesitó en septiembre $19.430 para cumplir con sus necesidades alimentarias mínimas, un indicador que creció 3,4% respecto al mes de agosto. En la medición interanual, el incremento fue del 39,6%, tres puntos por encima de la inflación.

Para superar el umbral de la pobreza, una persona precisó en septiembre de $15.280, en tanto para no caer en la indigencia debió percibir más de $6.288. Un hogar de tres integrantes -con una mujer de 35 años, su hijo de 18 años y la madre de 61 años-, requirió en septiembre de $37.589 para no ser pobre; $15.469 para no ser indigente. Por último, una vivienda de 5 personas (pareja de 30 años y tres hijos de entre 1 y 5 años) necesitó $49.661 y $20.437, respectivamente.

Te recomendamos leer

La medición del INDEC representa un nuevo golpe para los sectores más vulnerables. Hace dos semanas, el organismo difundió un índice de pobreza del 40,9% para el segundo semestre de 2019, que se sumó al 13,1% de desempleo difundido algunos días atrás. Ambas estadísticas se constituyeron como las más altas en 16 años. Estudios privados, como el del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, ya pronostican 46% de pobres para diciembre de este año.

Además, la entidad que preside Marco Lavagna consignó que se perdieron 3.700.000 puestos de trabajo producto de la pandemia del nuevo coronavirus. Según el índice de Nielsen Express, el consumo en los supermercados cayó en agosto y en septiembre (-3,3% y 2,5%, respectivamente) y el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, aseguró en reiteradas ocasiones que el Estado nacional está brindando asistencia alimentaria a 11 millones de personas.