Odebrecht: pierde legitimidad el presidente peruano pero resiste

La oposición no pudo contar con los votos necesarios para lograr la destitución del mandatario Pedro Pablo Kuczynski.
El Canciller - Comentarios

El Congreso unicameral de Perú le tendió una mano al presidente Pedro Pablo Kuczynski. Sucede que el mandatario del país vecino finalmente no fue destituido al no alcanzar los 87 votos necesarios para declarar la vacancia presidencial por “incapacidad moral permanente”.

“El daño no me lo harán a mí, se lo harán al Perú”, dijo el Jefe de Estado peruano de centro-derecha al cerrar su defensa ante el plenario que no pudo lograr apartarlo de su cargo.

La semana pasada, cuando se presentó el pedido para iniciar el trámite, hubo 93 congresistas que votaron a favor. Sin embargo, en los últimos días, una efectiva estrategia oficialista permitió frenar su destitución y resistir en su cargo, al menos, un tiempo más.

El caso odebrecht

Odebrecht, protagonista del mayor escándalo de corrupción de los últimos años, lo dejó al borde del abismo. La semana pasada la constructora brasileña reveló que pagó más de 782.000 dólares a la consultora Westfield Capital, propiedad de Kuczynski, por asesorías entre 2001 y 2006, época en la que el actual mandatario era ministro del gobierno de Alejandro Toledo.