Ocupación de terapias intensivas: tensión por la diferencia entre datos oficiales y privados

El Canciller - Comentarios

La segunda ola de contagios de coronavirus, que en Argentina alcanzó cifras récord con más de 20 mil casos, posó los ojos de las autoridades en las camas de terapia intensiva. De la mano del aumento de infectados, el Gobierno teme un colapso del sistema sanitario, algo que hasta ahora no ocurrió pero que, de acuerdo a algunas cifras, se podría estar acercando. Sin embargo, es justamente en los datos en donde se expresa una contradicción que dificulta las conclusiones. Mientras que los privados hablan de una ocupación cercana al 100% en el AMBA, las cifras oficiales registran poco más del 60%.

Por ejemplo, según el último informe del Ministerio de Salud de Nación, la ocupación de camas UTI estaba este lunes en un 67,9% de ocupación en AMBA y 60,3% a nivel nacional. En tanto, los últimos registros publicados por el gobierno porteño indican que hay un 49,5% de ocupación de camas por parte de pacientes graves, 33,8% por pacientes moderados y 9,7% por pacientes leves.

En el ámbito privado, la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), por medio de un estudio que publica todas las semanas, afirmó que de las 1.046 camas de Unidades de Terapia Intensiva (UTI) relevadas en el AMBA hasta el sábado 10 de abril, el 93% se encuentra ocupada, “siendo un 57% de estos pacientes infectados de COVID 19”. 

Por su parte, el director del CEMIC, Hugo Magonza, afirmó en declaraciones radiales que “los hospitales están arriba del 90% de ocupación” y sentenció: “Va a haber un colapso”. De ese lado se mostró también Claudio Belocopitt, presidente de Swiss Medical: “Si no aplanamos la curva, esto no lo vamos a poder parar nunca. El año pasado el sistema de salud no se saturó porque hubo cuarentena”, dijo en América TV, sosteniendo la necesidad de restricciones fuertes, algo que ya se está conversando en la Casa Rosada con los expertos que asesoran al Gobierno. “La gente no tiene noción del esfuerzo que está haciendo el sistema de salud todos los días”, agregó el empresario.

Desde la Asociación de Médicos de la Actividad Privada también se sumaron a las advertencias: “Los sanatorios Mitre, Otamendi, Anchorena, Alemán, Güemes, Santa Isabel, Italiano, Naval y Policlínico Osplad tienen entre 95 y 100% de ocupación total“, señalaron en declaraciones a la agencia Télam.  A ellos se sumó el coordinador de la Agrupación Hospitales de la Ciudad de ATE Salud, Héctor Ortiz, quien aseguró que los grandes hospitales públicos “están entre un 80 y 100% de ocupación” de las camas UTI Covid. “Estamos preocupados por el colapso y disiento con el discurso del jefe de gobierno que dice que hay un 40% de ocupación. No estamos siendo claros con la sociedad: a la sociedad hay que decirle la verdad, no para generar espanto sino para crear conciencia”.

Ante este escenario, la confusión reina en la opinión pública y se tensa la relación entre los hospitales privados y las autoridades que deben hacerle frente a una segunda ola que promete complicar sus esfuerzos por preservar la economía y evitar un descontento social que se vea reflejado en las urnas este año.