Obra pública, coimas y lavado: enfrenta Máximo una de las causas más pesadas en Comodoro Py

Fue citado a declaración indagatoria por la causa Hotesur. El miércoles está previsto que declare Florencia Kichner
El Canciller - Comentarios

El diputado Máximo Kirchner, el hijo de la ex presidenta Cristina Kirchner, trajinará a partir de las 10 los pasillos de Comodoro Py. Allí brindará declaración indagatoria por el caso Hotesur, en dónde la Justicia investiga si existieron supuestas irregularidades societarias y una presunta maniobra de lavado de dinero proveniente de sobornos de contratistas de obra pública, como el empresario detenido Lázaro Báez. El miércoles será el turno de su hermana, Florencia Kirchner por la misma causa.

En mayo, los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, en un escrito dictaminaron que mientras Lázaro Báez, hoy detenido, recibía negocios de la obra pública en Santa Cruz, este les garantizaba de “dinero líquido en blanco” para justificar la compra de los hoteles Alto Calafate y Las Dunas. Según ellos, esos ingresos les permitían “aumentar notablemente su patrimonio” y que las coimas se habrían pagado a través de la simulación de alquileres de habitaciones en los hoteles de los Kirchner.

Según Ercolini, Máximo Kirchner registró ingresos por los montos de $1.637.692,41 en el año 2011, $2.054.487,06 durante el año 2012, y $2.443.845,18 en el año 2013. Estos depósitos se corresponden con el retiro de plata de la empresa pero sin cumplir con lo que dice la Ley de Sociedades Comerciales y sin poner en los estados contables de la empresa quién sacaba el dinero.

El jueves Cristina Kirchner pidió ser sobreseída por la misma causa. Presentó un escrito en donde calificó de “inmenso disparate jurídico” y “ficción de jueces” las acusaciones en su contra y sostuvo que no se prestará a ella porque en Argentina “no hay estado de derecho”, en su declaración indagatoria ante Ercolini.

Según los fiscales, Lázaro Báez les garantizaba a los Kirchner “dinero líquido en blanco” para justificar la compra de los hoteles Alto Calafate y Las Dunas

Máximo Kirchner arribará a los tribunales federales junto a su abogado Carlos Beraldi, el mismo que le lleva la causa a su madre. Está previsto que la ronda de indagatorias concluya el 20 de diciembre. A partir de ahí, Ercolini tiene diez días para resolver si lo procesa.