Obelisco y Bombonera: la fiesta de los hinchas

El Canciller - Comentarios