Nuevo Sueldo Mínimo: el Gobierno ¿negoció? paz social con el sindicalismo hasta las próximas elecciones

La CGT arañó su porcentaje de incremento salarial de máxima al acordar con la administración central y empresarios un 35%.
El Canciller - Comentarios

El resultado del acuerdo alcanzado por el Consejo Nacional del Salario despejaría el clima de reclamo laboral en las calles de los principales sindicatos del país hasta las próximas elecciones legislativas. La tan anhelada paz social.

La central obrera con mayor peso en Argentina, la CGT, pugnaba por lograr en el encuentro de este martes con funcionarios nacionales y empresarios un aumento del haber mínimo de entre el 35% y el 40%, el pago en no más de dos tramos y una revisión en octubre.

El convenio al que se llegó fue del 35%: lo que elevará el Sueldo Mínimo, Vital y Móvil de los $21.600 actuales a $29.160. El acuerdo en fino tuvo algunas concesiones, lógicas de toda negociación, para el sector empresario, por lo que se abonará de manera escalonada: 9% en abril, 4% en mayo, 4% en junio, 3% en julio, 5% en agosto, 5% en noviembre y el último 5% en febrero de 2022.

Pero, en línea con lo buscado por la CGT, las partes pactaron “volver a convocar a los miembros del Consejo en septiembre para evaluar la evolución de la situación” económica, informaron a El Canciller fuentes del Ministerio de Trabajo de la Nación.

Por su parte, la administración central estuvo muy cerca de sostener la pauta anual de 32% de incremento que logró imponer en varias de las paritarias más importantes. La mayor, de Comercio, cerró el lunes en ese porcentaje.

El Consejo Nacional del Salario deliberó en la tarde de este martes por videoconferencia y, además de la CGT, participaron representantes de la CTA de los Trabajadores, que encabeza Hugo Yasky; y la CTA Autónoma, a cargo de Ricardo Peidró.

Por las empresas, interactuaron de manera virtual directivos de las principales cámaras de los rubros mercantil (CAC), industrial (UIA), de la construcción (CAMARCO), bancos y el agro.

“Piquetes” en la 9 de Julio

El acuerdo alcanzado estuvo precedido desde temprano por el reclamo en las calles de organizaciones sociales, movimientos de izquierda y nucleamientos sindicales con conductores de base enfrentados con sus respectivas cúpulas. El centro de la Ciudad de Buenos Aires fue escenario por al menos diez horas de “piquetes” desde poco antes de las 8 de este martes.

Cientos de manifestantes se concentraron en las inmediaciones del Obelisco y cortaron de manera parcial el tránsito vehicular en la avenida 9 de Julio, para marchar luego hasta la sede del Ministerio de Trabajo de la Nación, en el Bajo porteño, donde encabezaba el Consejo por videoconferencia el titular de la cartera laboral, Claudio Moroni.

El reclamo de máxima de los sindicalistas de base

“Hoy venimos a movilizarnos porque hoy discuten en el Consejo del Salario el Gobierno con los (principales) sindicatos (y los empresarios). A nosotros no nos aumentaron. Estamos con un salario mínimo, miserable, de $20.000, que es la tercera parte de la canasta básica familiar. Hoy tenemos que tener $60.000 para no ser pobres”, dijo en declaraciones a la prensa Angélica López, de Trabajadoras de Casas Particulares en Lucha.

A su alrededor, y en medio de la avenida 9 de Julio, decenas de manifestantes obstruían el tránsito de manera parcial y blandían pancartas con la leyenda: “Sueldo mínimo de $60.000”.