Nuevas flexibilizaciones: algunas provincias adhieren, otras rechazan y el resto continua evaluando

Los gobernadores tomaron de diversas maneras el fin del barbijo obligatorio al aire libre, la apertura de fronteras, los aforos en boliches y los viajes de estudiantes y jubilados.
El Canciller - Comentarios

Las autoridades de las distintas jurisdicciones del país se encuentran analizando las nuevas flexibilizaciones anunciadas este martes por el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, en un contexto de descenso de casos de COVID-19 ¿Qué provincias, hasta el momento, dieron signos de adhesión o rechazo a las medidas que comenzarán a regir el 1° de octubre?

  • Las que se alinearon. Los únicos distritos que confirmaron que apoyarán las flexibilizaciones son la provincia de Buenos Aires y la de Neuquén. Sin embargo, desde el entorno del gobierno bonaerense todavía hay preocupación por algunas de las restricciones que se eliminarán, como el uso obligatorio de tapabocas al aire libre. También precisaron que el aforo en los boliches y comercios estaba en agenda, aunque de un modo más escalonado.

 

  • Las que no se pliegan. Salta y Jujuy adelantaron que no adherirán a algunas de las flexibilizaciones, por lo que seguirán manteniendo el uso obligatorio del barbijo. “Nosotros no vamos a modificar absolutamente nada de lo que hemos hecho”, aseguró este martes el ministro de Salud Pública salteño Juan José Esteban. Por su parte, Córdoba indicó que seguirán con las restricciones vigentes hasta el 26 de septiembre, pero que planea sostener el uso obligatorio del tapabocas más allá de esa fecha.

 

  • Las que se mantienen expectantes. La Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe, Mendoza, Río Negro, Chubut, Tucumán, Misiones y San Juan decidieron que van a continuar analizando la factibilidad de las nuevas flexibilizaciones y que por el momento no harán modificaciones hasta que se conozcan los detalles del decreto. En el caso de Mendoza, que ya había implementado varias de las medidas anunciadas, celebró la apertura de fronteras y la normalización de los viajes de jubilados y estudiantes. En cuanto a Santa Fe, el ministro de Trabajo, Juan Manuel Pusineri, sugirió que es posible que la provincia le ponga fin al uso obligatorio de los tapabocas al aire libre. Por su parte, Fernán Quirós, sostuvo que “todavía no es momento” de abandonar el barbijo y que lo implementarán cuando en la Ciudad esté el 70% vacunado con ambos dosis.

Varios funcionarios de los diferentes distritos del país, sobre todo los de signo opositor al Frente de Todos, manifestaron que los anuncios oficiales son “muy anticipados”, “electoralistas” y que se tendrían que haber tratado previamente en el Consejo Federal de Salud (COFESA).