Nueva York, acuerdo con gobernadores y un área especializada en deuda: la agenda de Guzmán

El ministro se verá las caras con el representante del FMI para la misión en Argentina, Luis Cubeddu.
El Canciller - Comentarios

Dos días en la vida nunca vienen nada mal, canta Fito Páez. Martín Guzmán, por caso, lo replica. El ministro de Economía viajó a Estados Unidos con la premisa de, en sólo 48 horas, avanzar varios casilleros en la renegociación de la deuda argentina.

La agenda de Guzmán en Nueva York será agitada: dará una conferencia en el Consejo de las Américas, en un desayuno organizado por Susan Segal. Frente a acreedores, analistas e inversores en Argentina, el profesor de la Universidad de La Plata explicará el rumbo económico del Frente de Todos. Claro está que tampoco obviará la deuda y se cree que el economista deslizará la primera oferta que planteará Argentina en el tira y afloje con los bonistas privados.

Con domicilio en Manhattan, el discípulo de Joseph Stiglitz no gastará viáticos en hospedaje y descansará en su antiguo departamento, cuando daba clases en Columbia. El martes tendrá la carga más pesada, ya que quedó pautado un encuentro con Luis Cubeddu, jefe de la misión del Fondo para la Argentina.

Ambos economistas verán los números de la reestructuración del préstamo de 57.000 millones de dólares que el FMI le entregó al país. La primera decisión de Guzmán había sido rechazar el último desembolso, de 13.000 millones, que estaba programado para diciembre.

Según Alberto Fernández, el acuerdo con el organismo internacional debe ser “medianamente rápido”. “Un país endeudado es un país que pierde capacidad de decidir, condicionado en su futuro. Todo esto es lo malo de la deuda”, dijo el domingo por la noche en C5N. Guzmán conoce esa premisa y sabe que el encuentro con Cubeddu -el segundo entre ambos- será clave para acercarse en los intereses.

Chodos y Tesoro

Guzmán no estará solo. Lo acompañará Sergio Chodos, representante argentino ante el FMI, según escribió Ignacio Zuleta en Clarín. Fue el propio Chodos quien acercó al platense al PJ, al invitarlo -hace años- a una charla en la sede de Matheu. A partir de allí, Guzmán se convirtió en un asesor externo para el partido. El designado embajador de Estados Unidos, Jorge Argüello, no será de la partida.

El ministro también se reunirá con funcionarios del Tesoro. Estados Unidos tiene un peso fundamental en el FMI: es el único con poder de veto, su principal accionista y el país con más influencia política en el organismo que dirige Kristalina Georgieva.

Foto: Andrew CABALLERO-REYNOLDS / AFP.

Unidad de Relaciones Técnicas

Al momento que Guzmán sobrevolaba el continente, en la Secretaría de Legal y Técnica afinaba la letra chica para oficializar el organismo especializado para asistir a la cartera de Economía en materia de deuda pública.

De acuerdo a la resolución 17/2020, la Unidad de Relaciones Técnicas estará a cargo de Emiliano Libman, economista especializado -al igual que el actual ministro- en renegociaciones de bonos y títulos de deuda. Actualmente trabaja en la Universidad de Massachusetts, en Estados Unidos.

El ente tendrá como objetivos principales “elaborar la estrategia de relación” y formular “propuestas para conducir las conversaciones y/o negociaciones” con el FMI, así como también “articular las relaciones con otros miembros y representantes de organismos gubernamentales de la República Argentina en temas relacionados”.

Así todo, el Presidente aseguró que son sólo dos funcionarios autorizados para dar la visión oficial de Argentina: Guzmán y él. “Nunca perdamos de vista que estamos frente a una negociación y como tal debemos ser cuidadosos. Del tema deuda solo actúa Martín Guzmán y yo soy el otro posible vocero, pero queremos ordenar las cosas”, sentenció.

Te recomendamos leer

El acuerdo de Guzmán y las provincias para renegociar la deuda

Los gobernadores están ajenos al trabajo de Guzmán en Nueva York. Es que una de las premisas del proyecto que envió el ministro al Congreso son las facultades otorgadas a la cartera de la Nación para renegociar las deudas provinciales.

En ese sentido, toma fuerza el “reperfilamiento” que propuso Kicillof para el bonistas del BuenosAires2021, que aún espera definición. En conferencia de prensa, el ministro aseguró que la Provincia trabaja en conjunto con el Ejecutivo nacional para llegar a un acuerdo financiero.

pelea alberto larreta
Alberto Fernández y  Horacio Rodríguez Larreta. FOTO NA

Pero los números en rojo no son solo propiedad de los bonaerenses: los cuatro gobernadores opositores también transitan dificultades para abonar sus compromisos. Entonces, se abre la puerta a un posible quórum para aprobar el texto de Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa. Guzmán conseguiría las facultades para negociar. Las provincias, por caso, entrarían en ese paquete de reestructuración.