20/08/2019
Sábado 20 de Julio de 2019 Elecciones

Notebook, scanner y miles de digitadores: paso a paso del simulacro del escrutinio provisorio digital

A 23 días de las PASO, el Ministerio del Interior, el Correo Argentino y la empresa Smartmatic llevaron a cabo un nuevo simulacro de transmisión de telegramas y recuento provisional de resultados, ante periodistas, representantes de partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil que presenciaron la prueba piloto en la escuela N° 5 de Barracas y en la sede central del Correo.

El simulacro se realizó a nivel nacional en los casi 11 mil establecimientos de votación que cuentan con las condiciones de infraestructura y conectividad para soportar el Centro de Transmisión Electoral, compuesto por una netbook, un scanner, un módem principal y otro de back up. Algunas escuelas no estuvieron disponibles por las vacaciones de invierno.

Luego de cinco horas, el simulacro finalizó con éxito cerca del mediodía y no registró fallas tanto en la transmisión como en la recepción, carga, fiscalización y procesamiento de los más de 90 mil telegramas.

"Es sustancial la mejora en transparencia", aseguró Adrián Pérez, secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior a cargo del operativo.

El proceso

Durante el simulacro se dio cuenta de cómo, acorde al cronograma planificado, una vez que finaliza la votación, el escrutinio de mesas y la confección de documentación de resultados, comienza el período de escaneo y transmisión desde el lugar mismo de votación, que estará a cargo de operadores del Correo Argentino, bajo la fiscalización de cada partido.

El programa de digitalización, cuyo software provee la empresa Smartmatic, refleja el telegrama en la notebook y valida el código de barras impreso en su margen superior. Luego de la corroboración de los fiscales, el software informa cuando el telegrama fue transmitido y recibido en el centro de cómputos.

En el caso de que el código de barras presente algún problema, el telegrama ingresa en un proceso de doble verificación: el operador del correo debe escanearlo y transmitirlo de forma manual, y se deriva a un segmento de "incidencias" que será analizado en el centro de cómputos.

Para las escuelas o centros de votación que no cuentan con la estructura suficiente para la transmisión, el Correo Argentino dispuso de 1.130 sucursales digitales (oficinas del correo) donde realizar el mismo proceso.

De esta manera, se apunta a eliminar "el punto oscuro" entre el lugar de votación y el centro de cómputos: antes los telegramas se transportaban en vehículos hasta las oficinas de correo, que en promedio se encontraban a 87 kilómetros de distancia.

"En 2015 se transmitía un telegrama desde 200 centros de transmisión, pero para el partido había un punto oscuro, que era entre el proceso en mesa y el centro de transmisión, que era imposible de seguir. Ahora termina el escrutinio, el partido va a la escuela y fiscaliza la transmisión porque puede ver el telegrama", explicó Pérez refutando así las críticas de la oposición al nuevo sistema.

Una vez que los telegramas son recepcionados en los Centros de Cómputo del Correo Argentino (Barracas y Monte Grande) -donde son recepcionados por 1.700 digitadores- cada telegrama se somete a una doble carga aleatoria.

Si coinciden en los números volcados al sistema, los datos son consolidados en el escrutinio provisional. Si hay alguna variación, pasa a un esquema de incidencias.

Al igual que en 2015 y 2017, los primeros resultados del recuentos provisional de las PASO serán publicados a partir de las 21 horas en el sitio web oficial. Esta vez, en pos de garantizar transparencia, destacaron que también estarán disponibles los telegramas la misma noche de la elección.

Y, según estimaron directivos del Correo Argentino y funcionarios del Ministerio del Interior, para la medianoche del 11 de agosto ya estarían escrutadas la mayoría de las mesas.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]