22/08/2019
Jueves 18 de Julio de 2019 Política

Río Negro: jugada táctica de Pichetto pensando en la conformación futura del Senado

“En Río Negro puede pasar cualquier cosa”. La oración le pertenece a un importante dirigente peronista de la provincia. Río Negro representa a una porción pequeña del electorado nacional (1,5%). Pero la elección de tres senadores nacionales mantiene en vilo a la dirigencia que prometió gobernabilidad para llevar adelante una serie de reformas económicas y políticas estructurales. Un entramado de vencedores y vencidos donde cobra protagonismo la muñeca del candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto.

En Río Negro se elegirán tres senadores y tres diputados. A la Cámara Alta, entrarán dos por la mayoría y uno por la primera minoría. En cambio, para la Baja rige el sistema D'Hondt, cuyo objetivo es reflejar en los escaños la cantidad de votos de cada partido. Considerando que en el distrito que gobierna Alberto Weretilneck la pugna real es entre tres fuerzas -Juntos Somos Río Negro (JSRN), Frente de Todos y Juntos por el Cambio- existen tres formas de repartir las bancas: 3,0,0; 2,1,0; y 1,1,1.

Con el objetivo de asegurar un Senado con el que se pueda dialogar, el Gobierno nacional retiró el tramo de Senadores de su boleta. La jugada, que lleva la firma de Pichetto, apunta a que Weretilneck, actual gobernador y candidato a senador, se quede con las dos bancas. Dado que jugará en los comicios con boleta corta, quienes lo elijan pueden optar por hacerlo tanto con la boleta de Macri como la de Alberto Fernández.

 

De todos modos, el líder de JSRN dio señales de que apoyará a Pichetto, su rival en 2015, que lo visitará este jueves junto a Rogelio Frigerio en Viedma, capital de la provincia para un acto y una reunión privada. “Será a título personal, y no voy a involucrar a Juntos”, dice el gobernador en su despacho, según consignó Adrián Pecollo, pluma de cabecera del diario Río Negro. Días atrás, la intendenta de Los Menucos, Mabel Yahuar -también de Juntos- aseguró en diálogo con ADN que Pichetto vice “es una oportunidad histórica” para la provincia, que “ojalá” suceda. "En el voto de Weretilneck hay un importante sector del peronismo que no se identifica con el kirchnerismo y podría ser resistente a cualquer manifestación de apoyo directo a Macri", explica un dirigente de la localidad.

La jugada nacional no fue recibida con simpatía por el radicalismo rionegrino. La UCR rionegrina impugnó días atrás la boleta corta en "disconformidad" con la baja del candidato a senador por esta provincia Marcelo Cascón, quien insistió hasta el final pero finalmente desistió y se bajó dejando un mensaje contra la boleta corta. "No hay lugar para medias tintas", dijo.


Sergio Wisky, exintendente de El Bolsón.

Ninguna maniobra política está exenta de riesgos y el oficialismo lo sabe. Con la posibilidad de votar la lista de Weretilneck con Macri a la cabeza, puede ser Sergio Wisky, primero en la lista de Diputados de Juntos por el Cambio, el que pague los costos del hilado. Para ingresar a la Cámara, el exintendente de El Bolsón debe conseguir que su espacio no sea doblado en votos por el ganador de la contienda. En otras palabras, si la mayoría tiene más del doble de votos que el tercero en el podio, conseguiría dos lugares contra uno del segundo.


 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]