18/09/2019
Sábado 22 de Junio de 2019 Política

Asseff, Granata y Lopérfido: la apuesta del Gobierno para atrapar los votos de la derecha

A un día del cierre de listas y la confirmación de las candidaturas de cara a los comicios generales, el Gobierno nacional sacó a relucir una nueva estrategia para potenciar su caudal electoral. Este viernes, Mauricio Macri recibió en Olivos a Darío Lopérfido, Yamil Santoro y Amalia Granata y sumó a Alberto Asseff a las filas de Juntos por el Cambio, con el objetivo de alinear a todos los espacios de derecha detrás de su candidatura.

A través de la muñeca política de Miguel Ángel Pichetto, principal argumento por el que el presidente lo ungió como su compañero de fórmula, el oficialismo incorporó al diputado del Parlasur en su tropa y le reservó el decimoprimer lugar en la boleta de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires.

Asseff es el presidente del partido UNIR, el cual le prestó a Néstor Kirchner en 2003 para que pudiera conformar su candidatura presidencial. En la actualidad, es el principal sostén de la candidatura de José Luis Espert junto a la Unión del Centro Democrático -UCeDe-. Con su traspaso, la postulación del economista liberal corre peligro, ya que si se confirma la afiliación de UNIR en el frente oficialista podría no conseguir los avales legales suficientes para sustentarla.

Pese a que en diálogo con Eduardo Feinmann afirmó que el portazo de Asseff no lo perjudica, al ser consultado sobre si podrá competir mostró vacilaciones y apuntó contra el senador rionegrino: "¿Señor Pichetto usted quiere proscribir al Frente Despertar? Tanto miedo le damos. Yo no me voy a bajar. Si este frente no compite los hago 100% responsables a ustedes de lo que pase". 

Como UNIR definió mediante una convención nacional apoyar a Espert, una interrogante queda abierto de cara al inminente cierre de listas: ¿podrá Asseff encolumnar a todo el partido detrás de su decisión personal? ¿Deberá intervenir la justicia electoral? Pichetto ya bendijo al espacio como parte de Juntos por el Cambio.

La estocada de la Casa Rosada es el último eslabón de una estrategia que apunta a concitar el apoyo de todos los espacios de derecha en las PASO. Según las encuestas de opinión pública, Espert podría alcanzar una intención de voto del 5%, un porcentaje que sería determinante para que el oficialismo pueda pelear palmo a palmo con el Frente de Todos. 

Según indicó Jorge Fontevecchia, las operaciones para no perder el voto de los desencantados con Macri incluyeron una oferta de empresarios afines al Gobierno hacia Roberto Lavagna por US$ 8 millones, lo que impulsó una investigación de la justicia federal. Tanto el exministro de Economía como el exvicepresidente del Banco Nación, Juan José Gómez Centurión, confirmaron sus precandidaturas.

Granata, Lopérfido y Santoro

En la misma línea y con la necesidad de engrosar el caudal de votos, el presidente recibió junto a Marcos Peña las visitas del exministro de Cultura de la Ciudad, su asesor Yamil Santoro y la diputada electa en Santa Fe. 

El miércoles, Lopérfido decidió declinar su postulación a jefe de Gobierno porteño para no birlarle votos a Horacio Rodríguez Larreta y les pidió a Espert y Gómez Centurión que replicaran su decisión de cara a la contienda nacional.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]