19/09/2019
Jueves 20 de Junio de 2019 Política

El moyanismo de Moyano: peleas y reconciliaciones con Macri y el kirchnerismo

Ante todo, y a pesar de sus apoyos a distintos candidatos a lo largo del tiempo, el líder del gremio Camioneros y presidente de Independiente, Hugo Moyano, siempre terminará jugando para sí mismo.

Desde 2003 ha ido tomando protagonismo en la política nacional, en ese momento de la mano del expresidente Néstor Kirchner. Allí, fue adquiriendo poder sumando a quien pudiera hacia su gremio. Repositores de supermercado, barrenderos y recolectores de basura. Todos tienen lugar en el reino de Camioneros.

Con la muerte del exmandatario, continuó su relación con Cristina Fernández de Kirchner, pero sumando tensión día a día. Incluso, se llegó a hablar de una pelea entre el gremialista y Néstor la noche anterior a su muerte.

En 2011, se vio el primer indicio de que su relación con el kirchnerismo no duraría mucho tiempo más. Un exhorto de la Justicia suiza pidió información sobre él y su hijo Pablo derivó en un cese de actividades de Camioneros, aunque finalmente acataron la conciliación obligatoria y se levantó el paro. Además, desde el kirhncerismo nunca le dieron lugar a sus candidatos en las listas de diputados como siempre demandó. 

Ya en 2012 y con la CGT dividida, Moyano repartió un documento con una serie de exigencia hacia Cristina. En particular, destacó una deuda de 12 mil millones de pesos, que el gobierno nacional tendría con las obras sociales. Finalmente, y con un paro general convocado para que los trabajadores sean eximidos de pagar ganancias, la relación se rompió.

Acercamiento a Macri

Huérfano de un político con peso, el líder de Camioneros se acercó al entonces jefe de Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri. Durante la campaña presidencial de 2015, mostró su apoyo explícito al candidato de Cambiemos.

La inauguración de la primera estatua de Juan Domingo Perón en la Ciudad sirvió de excusa para mostrase juntos. Eduardo Duhalde, el “Momo” Venegas, y otros referentes del peronismo también estuvieron allí presentes.

Una vez que Macri llegó al sillón de Rivadavia, el acuerdo demostró ser no más que temporal y con la única intención de sacar al kirchnerismo de la cancha. Las causas por corrupción apoyada por el Gobierno finalmente tocaron a Moyano. Una denuncia los acusó a él y a su familia de desviar fondos de Independiente hacia empresas cercanas. Malversación de caudales, administración fraudulenta infiel y lavado de dinero fueron los delitos atribuidos. 

Con el avance de la crisis económica y la imagen del Presidente cayendo en picada, el sindicalista cortó el vínculo formalmente. Acercamiento a la CGT y un constante pedido por un paro general fue su estrategia. 

Regreso a Cristina

Ya con Cristina jugando para terminar con el gobierno de Macri en las próximas elecciones, Moyano dejó atrás todas las disputas y regresó a su vieja aliada. La unión, más allá de las palabras, se selló con una foto juntos en la sede central de La Bancaria.

Este jueves, durante el acto por el día de la bandera, el Presidente acusó al gremio Camioneros de ser el culpable de la falta de competitividad en la Argentina. “Por suerte no todos los gremios se comportan como Moyano”, disparó.

Poco después de estas palabras, Moyano salió a contestarle. “No sabía cómo calificar los dichos del presidente. Es un descerebrado, un incapaz”, apuntó el sindicalista, cuya relación con Macri pasa por su peor momento.

Cristina, durante la presentación de su libro, “Sinceramente”, en Rosario, también aprovechó para cargar contra Macri y defender a su hoy aliado. “¿Era necesario insultar a un gremialista en un colegio rodeado de chiquitos?”, se preguntó la exmandataria. 
 

Compartir en
Notas relacionadas
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]