20/08/2019
Miércoles 19 de Junio de 2019 Política

Globo (amarillo) de ensayo para eliminar las PASO

Los tres principales frentes van a las primarias sin internas. Para Larreta, las PASO son "un gastadero de plata" y le generan "serias dudas". Durán Barba señaló que, si Cristina las gana, "puede haber un descalabro económico".

 

A sólo tres días del cierre de listas electorales, es un hecho que los principales frentes electorales irán con fórmula única. Es decir, las PASO sólo servirán, en términos reales, como una gran encuesta nacional. Sin embargo, los analistas políticos y de mercado no encuentran a las primarias tan inofensivas, ya que consideran que los fondos de inversión las tomarán como una bisagra para decidir si continuar en activos argentinos o dolarizarse y deshacer sus inversiones en el país. Ante esa posibilidad y con Mauricio Macri subiendo lentamente su imagen -todavía muy baja-, el Gobierno plantea ¿dejar atrás? el mecanismo para dirimir candidaturas que ideó Néstor Kirchner pero nunca cumplieron su objetivo inicial.

Este miércoles, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, comentó que tiene “serias dudas” con las PASO porque “son un gastadero de plata”. El cálculo económico dice que se gastan cerca de $3.000 millones en la organización de las primarias abiertas. Más allá de su costo, también hay factores políticos y económicos que explcan por qué el gobierno podría preferir saltar el proceso de primarias.

En el Congreso del IAEF, la semana pasada, el consultor político Eduardo Fidanza fue categórico y remarcó que otra vez las PASO no tendrán otra utilidad que la de una encuesta muy precisa, aunque aclaró que pueden alterar el comportamiento de inversores y grupos de poder. En el mismo evento, tanto Daniel Artana como Carlos Melconian coincidieron en que un resultado contundente en las PASO pueden significar mucho para los mercados. Para Jaime Durán Barba, "si Cristina llegara a ganar las paso, puede haber un descalabro económico".

Fidanza: “Lavagna preocupa tanto a Macri como a Cristina"

El análisis que realizaron es el siguiente. Si Mauricio Macri perdiese en las primarias por una abultada diferencia, la salida de capitales podría acelerarse, presionando sobre el valor del dólar. Ese esquema haría entrar al gobierno en un círculo vicioso en el que la imagen de Macri perdería aún más vigor por el correlato inflacionario que tendría una nueva sacudida cambiaria.

 

A sólo dos meses de las PASO, las encuestas muestran un escenario empatado pero con una leve ventaja a la fórmula de los Fernández, sobre todo porque consiguió la unidad con Sergio Massa frente a un oficialismo que perderá algunos puntos por la presentación del binomio Lavagna-Urtubey. En lo económico, el Gobierno considera que la inflación está bajando y esa tendencia se consolidará para octubre, pero en agosto aún reinará la incertidumbre. En el mismo sentido corren otras variables como la recomposición salarial y la actividad económica.

Más allá de las expresiones del Gobierno -que no exceden las declaraciones públicas y algunos sondeos de opinión del tema-, eliminar las PASO supone un desafío a contrarreloj. Es una posibilidad que se analiza desde el 2018 y vuelve a cobrar vida esta semana, pero ahora con tiempos acotados, ya que quedan solo dos meses para que se disputen y la oposición confía en que sacará ventaja de ese evento. Aparece un segundo problema en el que se focalizó Fidanza: Si Lavagna y Urtubey consiguen el voto de los que no quieren ni a Macri ni a Cristina (casi un 20%, según encuestas), entonces la tercera vía podría envalentonarse de cara a las generales, un escenario que preocupa tanto a Juntos por el Cambio como al Frente de Todos.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]