15/07/2019
Viernes 14 de Junio de 2019 Política

Fidanza: “Lavagna preocupa tanto a Macri como a Cristina"

Para el consultor, hay un 14% de personas de personas que no quieren votar ni a Cambiemos ni al kirchnerismo. "Hay un mercado" para la fórmula Lavagna-Urtubey.

 

Con los saltos de Miguel Ángel Pichetto hacia Cambiemos y de Sergio Massa al kirchnerismo, los dos bandos mayoritarios creían haber terminado con las posibilidades de Alternativa Federal, espacio que se mostraba como una salida a la grieta del país. Con menos consensos que los que indica el nombre del espacio, Roberto Lavagna incorporó a Juan Manuel Urtubey y será candidato a presidente. Ahora, tanto kirchneristas como macristas apuntan a que el escenario se polarizó para evitar que la fórmula de los “NiNí” no intente pescar votos en la misma pileta que ellos. En una disertación en el Congreso del IAEF, el director de Poliarquía, Eduardo Fidanza, evitó dar por muerto al tercer espacio y asegura que hay una demanda que puede multiplicarse.

Tal como lo indicó Fidanza, las encuestas (y las encuestadoras) no atraviesan su mejor momento a nivel mundial ni local. Casi todas las consultoras fallaron en las consultas populares sobre el Brexit y el plebiscito sobre la paz en Colombia. Ambos casos eran de relativa facilidad metodológica para las consultoras porque las respuestos posibles eran sí o no. En el caso nacional, algo similar ocurrió en el balotaje entre Macri y Scioli en 2015.

Ante esas experiencias, Fidanza remarcó que es complejo, y hasta ficticio, medir intención de voto ya sea en primarias, primera vuelta o, aún peor, balotaje. Las PASO servirán, según el consultor, como una gran encuesta nacional debido a que ninguna de las tres principales fuerzas presentará dos listas. 


Eduardo Fidanza junto a Nora D'Alessio en el Congreso del IAEF.

Para Fidanza, Argentina sigue en “el punto de la incertidumbre”. “Esta elección es, seguramente, la que encierra más incógnitas en estos 35 años de democracia”, sintetizó; y agregó que la fórmula Lavagna-Urtubey constituye una tercera opción que “preocupa tanto a Cambiemos como a Alberto y Cristina”, porque “hay espacio y hay demanda para un tercer producto”. Entre el jueves y el viernes, tanto dirigentes oficialistas como opositores salieron a sepultar al tercer espacio.

 

“Hace más de un año, preguntados por Macri o por Cristina, el 50 o más por ciento de la población dice “nunca los votaría”. “Los dos tienen similitudes. Cuando se miran en un espejo, el espejo les dice: ‘La mitad no te ama, la mitad no te quiere’”. Eso es lo que explica, para Fidanza, las decisiones de ambos que eligieron a Alberto Fernández y Miguel Ángel Pichetto como compañeros de fórmula -uno como presidente y otro como vice-.

En un gráfico sobre opinión pública que mostró, el director de Poliarquía sostuvo que hay un 23% de votantes que adhieren al kirchnerismo duro, 19% de macristas, 14% que votarán a cualquier opción por afuera de la grieta y 43% de volátiles que aún no definieron a quién elegirán. Ese 14% mencionado es el mercado para el tercer producto que visualiza Fidanza. Además, manifestó que lo más probable es que el 43% de volátiles vote por razones económicas.

El analista reveló que en los focus groups hay una parte importante de personas que responde que Cristina “todo lo quieras, pero cuando ella gobernaba yo estaba mejor”. En tanto, se refirió a que el título de la columna dominical de Eduardo Van der Kooy del fin de semana, “Amo a la chorra”, está sacado del texto desgrabado de los focus groups que realiza el Gobierno.

Fidanza dio a conocer los distintos requisitos que deberían darse para que alguno de los tres candidatos principales -Macri, Alberto Fernández o Lavagna- sea elegido presidente. El consultor considera que el economista de Consenso 2030 puede dar un batacazo si consigue acercarse al 20% de votos en las PASO. Para eso, la situación económica debería agravarse previamente.

 

En el cierre, el director de Poliarquía remarcó que la dificultad de dar resultados certeros está dada porque el escenario político se ha diversificado y complejizado. "En los últimos 35 años, dividí la democracia en tres eras. Cuando peronismo y radicalismo tenían el 90% de los votos entre los dos y la gente estaba afiliada a los partidos, era la etapa de la monogamia. Después, en los 90', que empezaron las coaliciones y alianzas, la definí como la poligamia, el poliamor. A la última fase la llamé la orgía, porque el que se acuesta en una cama a la noche puede aparecer en otra a la mañana".

Los requisitos para la elección de cada candidato





 

 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]