17/06/2019
Miércoles 12 de Junio de 2019 Política

Pese a perder la vicepresidencia, ratifica la UCR su apoyo a Macri y muestra a la tropa unida

Con la elección de Miguel Ángel Pichetto como su compañero de fórmula, Mauricio Macri volvió a dejar en evidencia la poca importancia que le confiere a la Unión Cívica Radical dentro de la alianza oficialista. Sin embargo, los referentes radicales, que deseaban imponer un candidato propio para secundar al presidente en la boleta, celebraron la decisión y mostraron el alineamiento de la tropa de cara al objetivo de la reelección.

Luego de blindar sus provincias con inobjetables victorias, que significaron las primeras alegrías para el Gobierno nacional en el año electoral, Alfredo Cornejo y Gerardo Morales se preparaban para desembarcar en la Casa Rosada esta semana en búsqueda de negociar la vicepresidencia. El gobernador mendocino ya había mantenido charlas formales con Marcos Peña la semana anterior, al igual que había hecho Gustavo Valdés con el primer mandatario. 

Ante el sorpresivo anuncio de Macri, todas las miradas, por decantación, se posaron en las reacciones que plasmarían los dirigentes más encumbrados del partido, al calor de los reiterados pedidos a la mesa chica del Ejecutivo para tener más poder en las resoluciones políticas. En esta línea, en contraste con lo esperado, apoyaron la decisión de escoger a un funcionario peronista, quien pese a encarnar la oposición más amigable, era nada más ni nada menos que el jefe del interbloque Argentina Federal en el Senado.

"Toda ampliación de la coalición es positiva. Esa fue una de las demandas de la convención de la UCR, en Parque Norte. Seguiremos trabajando para lograr una mejor y más fuerte coalición de gobierno. Bienvenido Senador Miguel Pichetto a nuestro espacio político", tuiteó Cornejo, en tanto el mandatario jujeño se expresó en la misma dirección: "Celebro que el presidente Mauricio Macri haya decidido que Miguel Pichetto sea quien lo acompañe en su fórmula. Este consenso le da la amplitud necesaria al Gobierno para que continuemos hacia la Argentina que queremos y por la que tanto trabajamos".

Más allá de que en la coyuntura actual una ofensiva radical, dos semanas después de haber ratificado su pertenencia a la alianza, le hubiera significado a Cambiemos un revés determinante de cara al proceso electoral, cierto es que el primer mandamiento exigido por la Convención en Parque Norte fue cumplido por la Casa Rosada: ampliar la alianza a dirigentes peronistas y socialistas, para edificar una nueva coalición de gobierno. Ahora, restará saber cómo se articula el siguiente pedido radical, aquel que apunta a discutir la estrategia electoral mano a mano con Macri.

Por las dudas, José Luis Gioja, el presidente del Partido Justicialista y armador del peronismo que encabeza Unidad Ciudadana, invitó a los radicales desencantados a sumarse al principal frente opositor del oficialismo, luego de reunirse con Sergio Massa. El mensaje fue dirigido a la rama más reticente del Gobierno, la que conforman Ricardo Alfonsín, Federico Storani y Jorge Sappia, quienes en el plenario de su partido votaron en contra de permanecer en Cambiemos.

En ese escenario, Cornejo había despejado cualquier tipo de dudas sobre la posición electoral que adoptarían. "A los que son pobres: el populismo de Alberto Fernández y Cristina Kirchner no los sacará de la pobreza", afirmó. 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]