15/07/2019
Domingo 09 de Junio de 2019 Elecciones

Elecciones: pierde Cambiemos en Tucumán, Chubut y Entre Ríos, gana en Jujuy y ¿empata? en Mendoza

En un superdomingo electoral, Cambiemos cosechó tres nuevas derrotas provinciales (Chubut, Entre Ríos y Tucumán), un triunfo (Jujuy) y un consuelo o "empate" en las PASO de Mendoza, donde perdió el candidato de la Casa Rosada pero el del radicalismo se impuso con contundencia.

Con el desdoblamiento como estrategia común para evitar la nacionalización de los comicios, los triunfos en las gobernaciones se sucedieron en todos los casos de la mano de los oficialismos provinciales.

Tucumán

En un escenario disperso, el gobernador Juan Manzur se impuso de manera categórica con casi el 50% de los votos y logró la reelección, al imponerse sobre Silvia Elías de Pérez (20%) de Cambiemos, Ricardo Bussi (13%) de Fuerza Republicana y, su predecesor, el justicialista José Alperovich (12%).

"Desde acá, desde Tucumán, le mando un abrazo grande a la fórmula del peronismo a nivel nacional, a Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner", señaló Manzur, que luego de dedicarles el triunfo vaticinó también su victoria. "En unos meses, Argentina va a estar gobernada por el peronismo nuevamente", aseguró.


Entre Ríos

Las elecciones en Entre Ríos estaban definidas desde las PASO del 14 de abril. Sin sorpresas, el gobernador Gustavo Bordet volvió a conquistar el 56% de los votos y superó por una amplia diferencia al radical Atilio Benedetti (35%), quien solo aspiraba a recortar un poco la distancia para estas generales.

En un escenario polarizado, Bordet había sido uno de los primeros en lograr la unidad del peronismo a nivel provincial, luego de llegar a un acuerdo pleno con el exgobernador Sergio Urribarri.

Ahora, pese a que en un principio se había sacado la foto con Alternativa Federal, se encuentra encolumnado detrás de la fórmula Fernández-Fernández y le pidió a todo el arco opositor que el consenso se replique también a nivel nacional, ya que -aseguró- se vienen "tiempos difíciles para el país".

El único movimiento que hubo en la provincia fue la no tan sorpresiva conquista de Paraná. Fuertemente erosionado por la causa de narcotráfico en la que se encuentra procesado, el intendente Sergio Varisco no pudo (pese a que había ganado la interna en abril) retener su territorio ante el justicialista y vice de Bordet, Adán Bahl, quien lo derrotó por más de diez puntos.


Chubut

El gobernador Mariano Arcioni logró su reelección en los comicios generales de Chubut al obtener cerca del 38% de los votos y celebró su triunfo junto al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, quien viajó exclusivamente para los festejos.

La incógnita en la provincia patagónica estaba en la capacidad del peronista Carlos Linares para retener los votos de los colegas justicialistas a los que había derrotado en la interna y, sumados todos ellos (34%), derrotaban al actual mandatario.

Sin embargo, Arcioni superó aquel 31% de las primarias (Linares alcanzó el 32%) para retener la provincia y darle una alegría (y también poder de negociación de cara a la alianza con Los Fernández) a su amigo personal Sergio Massa.

El radical Gustavo Menna, en cambio, no pudo mejorar sus números y cerrar una buena elección. El candidato de Cambiemos apenas consiguió el 15% para sostenerse en el tercer puesto.


Jujuy

El gobernador de Jujuy, el radical Gerardo Morales, aprovechó la división del peronismo para obtener un triunfo en las provinciales, lograr su reelección y permitirle a Cambiemos celebrar su primer éxito electoral del año, tras más de una decena de derrotas consecutivas.

En un lento recuento de votos, a Morales le alcanzó posarse cerca de los 44 puntos para dar por asegurado su triunfo frente a los peronistas Julio Daniel Ferreyra (32%) y Guillermo Snopek (10%).

Con sus provincias blindadas, se preparan Cornejo y Morales para negociar con Macri la vicepresidencia.

Sin embargo, en la lectura nacional, el triunfo del gobernador reelecto no es una garantía para Cambiemos. Es que tanto los votos de Ferreyra como los de Snopek, sumados, igualan la línea amarilla trazada por el oficialismo.

En una clara referencia a la líder popular Milagro Sala, Morales le dedicó el triunfo a Mauricio Macri (lo definió como "un jujeño más"), le agradeció por su apoyo y le hizo un guiño de campaña al asegurar que "se terminaron los cortes de ruta, la violencia y la corrupción".


Mendoza

Mendoza fue la única provincia que no tuvo un resultado definitivo. En las PASO, sin embargo, se definieron las internas del peronismo y el oficialismo, con candidatos del PRO y el radicalismo por un lado, y de Unidad Ciudadana y el peronismo federal, por el otro.

Y aunque el candidato de la Casa Rosada, Omar De Marchi (13%), no pudo imponerse por sobre el radical Rodolfo Suárez (34%), desde Cambiemos obtuvieron el consuelo de haber derrotado -en la suma de los votos- al peronismo. Puntito inteligente.

Por el lado de la oposición, aunque peronistas ambos, se enfrentaban dos candidatos muy diferentes. Alejandro Bermejo (15%), intendente de Maipú pero reconocido antikirchnerista, cayó ante Anabel Fernández Sagasti (18%), senadora nacional, representante de Unidad Ciudadana y alfil de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

"Después del desastre que nos había dejado el gobierno anterior, hay que garantizar la continuidad de la gestión de Alfredo Cornejo y asumo ese compromiso con cada uno de los mendocinos", prometió Suárez, quien compartió escenario con, además de Cornejo, su rival De Marchi.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]