23/07/2019
Domingo 12 de Mayo de 2019 Deportes

"Acá podés gritar el gol que nadie se va a enojar": Nico Sánchez, el fútbol mexicano y su nueva faceta goleadora

El éxito es una palabra que bien podría caberle al currículum de Nicolás Sánchez. El defensor central, que acaba de obtener la Concachampions con los Rayados de Monterrey y sacó pasaje para el Mundial de Clubes, se consagró en todos los clubes donde jugó, a excepción de Godoy Cruz, donde hizo historia al disputar la Copa Libertadores en dos oportunidades.

Sin embargo, el último título tuvo un sabor especial: con seis goles en ocho partidos, fue el goleador del torneo, marcó en las dos finales ante Tigres, se coronó como el mejor jugador del certamen y consolidó su mote de ídolo de la institución.

La buena performance anotadora del zaguero argentino no es una novedad: en el último campeonato doméstico, en el que su equipo alcanzó las semifinales, aportó siete conquistas, a tal punto que obtuvo la facultad para hacerse cargo de los penales del conjunto albiazul. 

"La base de todo es la confianza, y la confianza que gané fue a partir de hacerme cargo de los penales en el equipo. Cuando empecé a hacer goles por esa vía, la trasladé a ir a buscar el cabezazo al área rival", explica ante El Canciller al ser consultado sobre si había perfeccionado aspectos de su juego ofensivo para convertirse en goleador.

Las estadísticas enmarcan tamaña metamorfosis. A lo largo de su carrera en Argentina, jugó más de 400 partidos y anotó 16 veces; en el club mexicano, al que arribó en 2017, disputó 100 encuentros y gritó en 22 ocasiones

Capitán de un equipo que tiene en sus filas a los mundialistas Maximiliano Meza y Miguel Layún (México) y la figura de Marcelo Barovero, cuenta que Diego Milito, Sebastián Saja y Lisandro López le brindaron en Racing conceptos fundamentales que lo ayudaron a asumir el liderazgo actual. 

Sánchez debutó profesionalmente en 2002 y se desempeñó durante 15 años en el fútbol argentino. En ese lapso, consiguió el ascenso a Primera División con Nueva Chicago (2006) y gritó campeón con River (2008) y la Academia (2014). Además, formó parte del plantel que revolucionó Mendoza al clasificar a Godoy Cruz por primera vez en su historia al máximo certamen continental (2011 y 2012).

La principal diferencia que percibe respecto al fútbol mexicano es cultural. "Acá la gente puede ir al estadio, se mezcla con la gente del rival, venden alcohol y el público no ocasiona ningún problema, sea el equipo que sea podés gritar el gol que nadie se va a enojar. Ojalá algún día podamos verlo en Argentina, pero por cómo vivimos, lo veo imposible", analiza. En cuanto al juego, explica que si bien trabajan el aspecto defensivo, el primer mandamiento de todos los equipos es atacar, un atributo que según su concepción hace atractiva a la liga.

En el repaso de su trayectoria, una anécdota adquiere peculiaridad. En la última fecha del Torneo Clausura 2010, River enfrentaba a Tigre en el Monumental. Más allá de los cinco goles que recibió el equipo de Angel Cappa en el primer tiempo, otra circunstancia sobresalía dentro del espectáculo: Marcelo Gallardo había anunciado que aquella iba a ser su última función en el estadio que lo vio nacer, pero el técnico decidió que aguardara en el banco de suplentes. Promediaba el segundo tiempo, al local le quedaba solo un cambio y la lesión de Alexis Ferrero obligó el ingreso de Sánchez, que vio como el ídolo perdía la última oportunidad de jugar frente a su gente. Casualmente, ese encuentro también fue su última vez en el Millonario.

"Me acuerdo muy bien de mi último partido en River. Para nada grato, obviamente", rememora, entre risas. Al referirse al Muñeco, asegura que no le sorprende lo que logró como entrenador y que le alegra mucho el presente deportivo del club con él como conductor.

Por último, deja en claro que proyecta su futuro en México y le hace un guiño a los hinchas de Nueva Chicago, la entidad en la que realizó sus primeros pasos: "No tengo en mente volver al país en el corto plazo, lo único que tengo seguro es que en algún momento quiero volver a ponerme la camiseta de Chicago, me gustaría terminar mi carrera ahí".

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]