21/09/2019
Sábado 11 de Mayo de 2019 Se comenta

Botellas de agua, tapones para los oídos y dos horas de recreación: los pedidos del Chapo Guzmán en la cárcel

Joaquín El Chapo Guzmán, el narcotraficante más famoso del mundo, se encuentra en un estado delicado. Con más de 27 meses en situación de aislamiento total dentro de una carcel de máxima seguridad de Manhattan, denunció que está sometido a condiciones inhumanas y pidió tapones para los oídos debido a que no puede dormir.

Extraditado desde México tras ser declarado culpable de traficar cientos de toneladas de drogas a Estados Unidos, se encuentra encerrado en una celda de 3x5 metros, sin ventana y con la luz encendida las 24 horas, lo que le ha provocado una fatiga mental profunda y por la que se le deben repetir varias veces las cosas hasta que las comprenda. 

Según su abogada, que le envió una carta al juez federal Brian Cogan, sus condiciones de detención, durante más de dos años "sin aire fresco o luz natural", son "crueles e inusuales" y le han dejado "cicatrices psicológicas". En este contexto espera la sentencia de su caso, pautada para el 25 de junio, en donde podría ser condenado a cadena perpetua.

La letrada catalogó como "una jaula" a la celda donde vive su cliente, e indicó que el aire acondicionado está tan fuerte que le ha provocado un dolor de oídos permanente, por el cual el Chapo se fabricó unos tapones artesanales con papel higiénico. Además, objetó que solo puede hacer bicicleta fija durante una hora, de lunes a viernes en otra celda, y que unicamente puede tomar agua de la canilla. 

En este sentido, pidió que tenga al menos dos horas de recreación exterior por semana, acceso a la zona donde está la población carcelaria general, poder comprar seis botellas de agua por semana y acceso a un par de tapones de oídos para aliviar su dolor de oídos y ayudarlo a dormir.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]