20/05/2019
Viernes 10 de Mayo de 2019 Política

Un pacto para vivir

Mauricio Macri propuso sus 10 puntos para generar consensos. Cristina le respondió con su contrato social. El Word de Macri versus el “lanzamiento” de CFK.

La política se define esencialmente por el conflicto dado los intereses contrapuestos que poseen cada uno de los sectores de la sociedad. En la actualidad, uno de los fines de la política es canalizar esos conflictos a través de las instituciones generando relativos consensos. La política es conflicto pero también consenso. La crisis argentina revela la necesidad de generar acuerdos para salir de la difícil situación.

El Gobierno nacional, en un intento de cambiar el eje de la agenda –pasar de la economía a la política– le propuso a la oposición una serie de puntos a consensuar. Así, Mauricio Macri con su Word bajo el brazo convocó a gobernadores, dirigentes políticos, empresarios y sindicalistas a acordar sobre 10 puntos que el oficialismo considera imprescindibles para despejar inquietudes al mercado.

Paradójicamente, el consenso propuesto por Cambiemos posee una gran contradicción, no es consenso, sino una imposición. Macri y su equipo intentan que la oposición le firme el decálogo de ajuste para garantizarle a los mercados que todo seguirá igual a pesar de que pueda haber un cambio de color político en el gobierno a partir del 10 de diciembre.

No es un dato menor que en los 10 puntos no se mencionen cuestiones imprescindibles como el hambre, la producción y la reducción de la pobreza. Esto es porque este consenso no está pensado mirando a los argentinos sino al mercado.

No es un dato menor que en los 10 puntos no se mencionen cuestiones imprescindibles como el hambre, la producción y la reducción de la pobreza. Esto es porque este consenso no está pensado mirando a los argentinos sino al mercado. El pacto que propone Macri es sólo entre unos pocos dirigentes y tiene como fin último garantizar la gestión de la política económica de ajuste.

Por su parte, Cristina Fernández de Kirchner estuvo acompañada por una multitud en la Feria del Libro en la presentación de Sinceramente, su nuevo libro y que ya es récord en ventas. El evento fue transmitido por todos los canales y tuvo 39 puntos de rating. Volvieron las cadenas nacionales para males de algunos pocos.

En ese marco, la senadora habló unos 40 minutos. Poco tiempo en relación a lo que nos tenía acostumbrados. El tono de la charla estuvo signado por la mesura. Las menciones, un dato no menor, fueron para Alberto Fernández, Eduardo Duhalde, Roberto Lavagna, Carlos Tomada y por supuesto Néstor Kirchner. Todos nombres que recuerdan a la primera presidencia de los tres mandatos del kirchnerismo. El de la recuperación de la crisis de 2001. ¿Un paralelismo con la pesada herencia que deja Macri?

Tanto Macri como Cristina impulsan sus consensos. El presidente, con miras al mercado y el objetivo de administrar el ajuste. Cristina incluye a todos los sectores de la sociedad civil y pone como eje central a la ciudadanía. Dos visiones contrapuestas de la Argentina que se viene. Hay que elegir un pacto para vivir.

Por otro lado, la expresidenta hizo referencia, para sorpresa de muchos, a José Ber Gelbard, referente del empresariado nacional que llegó a ser ministro de Economía de Héctor Cámpora y de la tercera presidencia de Juan Domingo Perón. Cristina lo puso como ejemplo de los acuerdos logrados en esa época entre gremios y empresarios. Y aquí es donde comienzan a develarse los consensos que propone CFK.

En ese sentido, expresó que en el futuro “va a ser necesario algo más, un contrato social de todos los argentinos y de todas las argentinas, con metas verificables, cuantificables, exigibles”. En la filosofía política la idea de contrato social supone que un grupo de individuos realiza un acuerdo donde se otorgan derechos pero también obligaciones o deberes. Todos deben ceder algo en pos de un bien mayor y común a todos. “Para que tu empresa sea más grande y puedas ganar plata tienen que ganar todos y tienen que comer todas”, explicó.

Así las cosas, tanto Macri como Cristina impulsan sus consensos. Los que promueve el presidente con miras al mercado y el objetivo de administrar el ajuste. Por su parte, Cristina incluye a todos los sectores de la sociedad civil para salir de la crisis y pone como eje central a la ciudadanía. Dos visiones contrapuestas de la Argentina que se viene. Hay que elegir un pacto para vivir.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]