26/08/2019
Viernes 22 de Marzo de 2019 Se comenta

El desgarrador reclamo de un padre al que le mataron a su hijo para robarle el celular

La tercera sesión del Concejo Deliberante de 3 de Febrero tuvo que ser interrumpida por el desgarrador reclamo de un padre al que le mataron a su hijo a sangre fría para robarle el celular.

Gustavo Villica irrumpió en la Sala “Libertador José de San Martín” del edificio ubicado en Alberdi 4880, Caseros, para exigirle respuestas a los funcionarios por el homicidio de Matteo.

Visiblemente conmocionado, Gustavo increpó a los concejales y les exigió su renuncia: "Renuncien a sus haberes, salgan a trabajar. ¿Quién me devuelve a mi hijo? Seguramente sus hijos van en patrullero al colegio, pero el mio se tomaba el colectivo".

Antes de pasar al cuarto intermedio que llamaron los concejales, la mamá de Matteo, Alejandra Sánchez, apuntó directamente contra el intendente del partido Diego Valenzuela. "El intendente nos dijo que no puede hacer nada, que tiene las manos atadas", denunció.

Matteo Daniel Villica tenía 16 años y el viernes 21 de diciembre de 2018 había salido a las 21 horas de su casa para despedir el año con sus amigos de la Parroquia Nuestra Señora del Luján Del Buen Viaje.

Pese a que la distancia entre el hogar de sus padres y la iglesia era de tan solo seis cuadras, Matteo prefirió hacer el trayecto en colectivo por los peligros de caminar por las calles de 3 de Febrero una vez que cae el sol.

Sin embargo, al bajar del 328 y a solo 30 metros de la casa de su amiga, el adolescente fue interceptado por dos motochorros armados que, luego de robarle el celular y la billetera, le dispararon a quemarropa en el pecho. Matteo murió mientras era operado en el Hospital General de Agudos Carlos Bocalandro.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]