15/07/2019
1 Martes 19 de Marzo de 2019 Resistiendo con Style

El peronismo es la máquina de robar

Los peronistas ya están entongados, nada más que no avisan. Estudiaron un manual que dice información, secreto y sorpresa. Les gusta la parte pícara de la obra de Perón. 

Los peronistas quieren ganar con el hambre de un perro que babea. Ser peronista es querer ganar siempre. El funcionario más hermoso del mundo me dijo que por ahi algunos gobernadores peronistas prefieren que gane Macri. Pienso que Beauty pifia en esta en particular. Los peronistas quieren ganar porque entre ellos se entienden mejor. Se juntan a comer un asado y arreglan, porque tienen un sistema eficiente para hacerlo y los une la búsqueda inquebrantable del lucro.

Cuando se corta el bacalao en el peronismo, cada uno mete el cuchillo de acuerdo a cuántos votos, cuánta plata o cuánto territorio tiene. En la Convención Nacional del radicalismo tienen que aguantarse que un congresal de Charata medio picadito se dé el gusto de dar el discurso de su vida, es un canto a la democracia más lento.

En la barra de Rivas, Obi Wan Bipolar me dijo que Cristina no se presenta. ¿Para qué le va a dar una campaña al gobierno?, decía meneando cancherito el Aperol. Obi Wan cree que va Lavagna, con ese gesto de estar conteniendo un gas en el ascensor del Kavanagh, y atrás todos juntos, muertos de embole por el look and feel del mascarón de proa pero obviamente muy entusiasmados ante la posibilidad de profitar. 

Por mí encantado que gobierne el peronismo, el tema es que son una confederación interminable de chorizos. Hace unos años, un chico de ojos redondos entró a una oficina pública con una corbata que era fea y estridente de una manera que yo no había visto antes. Le pedí que me la diera, la tiré por la ventana y le di la corbata que tenía puesta yo. Si pudiera elegir, en el recuerdo sería una corbata regimental a rayas finitas blancas, azules y rojas. 

El chico de ojos redondos ahora come asados con intendentes del Conurbano. En la barra del Brighton me dijo que el jugo Tang de los gobiernos peronistas es mezclar las obras, con la rosca, con los viáticos, con el colorante dulce del gasto porque con azuquitar pasa más fácil.

El peronismo se viste de fiesta para esta elección, señoras y señores. Van a decir robamos pero sabemos gobernar. El gobierno va a decir gobernamos a los tumbos, pero no robamos y eso organiza normal todo el govt. management.

La cosa mejora y con la luz se les ve la carita de Drácula. La crisis, en cambio, es la oportunidad del peronismo de sacar a relucir el cuento de la montura que amansa quilombos. En c5 están con el aumento del precio del dolar medio todo el día, les parece ideal.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]