23/07/2019
Miércoles 13 de Marzo de 2019 Política

Redobla Cambiemos la apuesta y profundiza la nueva campaña del miedo contra el kirchnerismo

Después de posicionar a la lucha contra la inseguridad y la corrupción como ejes principales de campaña, ahora desde el Gobierno buscan imponer la idea de que el kirchnerismo asesina a sus opositores.

En la previa de un nuevo dato inflacionario que, según estiman los privados, rondaría el 3,8%, desde la Casa Rosada ratificaron su postura de aprovechar todas las oportunidades para evitar un éxodo de votantes de cara a las elecciones de octubre y profundizaron la nueva campaña del miedo contra el kirchnerismo.

El presidente Mauricio Macri, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el Jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, y otros funcionarios, hicieran pública su necesidad de efectivizar la mano dura contra los “motochorros”.

Sin embargo, otras importantes figuras del oficialismo como Laura Alonso, Paula Oliveto y Jaime Durán Barba, redoblaron la apuesta y dieron a entender que el partido que encabeza Cristina Fernández de Kirchner busca silenciar a sus enemigos o críticos políticos a través del uso de la violencia.

El martes, la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, consultada por Luis Majul sobre las vinculaciones del fiscal Carlos Stornelli con Marcelo D’Alessio en el marco de la causa de los cuadernos, aclaró que desde la oposición “lo atacan a Stornelli porque no pudieron meterle un tiro como hicieron con (Alberto) Nisman”.

Además, expresó que el kirchnerismo es una mafia que “disparaba cuando tenía el poder, y ahora se resisten a ir a la cárcel”.

Por su parte, una de las principales espadas -junto a Elisa Carrió y Mariana Zuvic- para la lucha contra la corrupción, la diputada de la Coalición Cívica, Paula Oliveto, también razonó en el mismo sentido. Afirmó, en el marco de la exposición de Alejo Ramos Padilla en el Congreso, que existe una “violencia política K” que genera una “profunda preocupación” dentro del Gobierno.

En igual sintonía, en su columna de Perfil bajo el título “Cristina, Maduro y el autoritarismo”, Jaime Durán Barba lanzó algunas definiciones respecto a cómo podría ser el accionar del kirchnerismo en el futuro.

Como parte de lo que el consultor Eduardo Fidanza definió como "prejuicios apocalípticos", el asesor aseguró que “si Cristina gana las elecciones, cambia la Constitución, como anuncia, y arma a los barras bravas, a su Vatayón Militante de presos comunes, a los motochorros y a grupos de narcotraficantes para que maten a sus opositores”.

El principal responsable de comunicación política del Gabinete manifestó también que si la expresidenta “radicaliza su posición revolucionaria” podría participar del negocio del narcotráfico, apresar a los jueces que combaten el delito y dictar una amnistía preventiva para todos los asesinos y narcotraficantes.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]