24/03/2019
Jueves 07 de Marzo de 2019 Post Créditos

Capitana Marvel: las mujeres al (super) poder

Esta semana se estrena Capitana Marvel en todo el mundo, específicamente el 8 de marzo. No es una casualidad: en Argentina cae un día antes porque, como es tradición, la cartelera se renueva los jueves. Sin ser la mejor película de Marvel, el film tiene como novedad absoluta a la primera superheroína en protagonizar su propia franquicia dentro de Disney-Marvel y Brie Larson como la actriz que aceptó ponerse el traje.  

La multipremiada protagonista de Room (2015), ganadora de un Oscar, Bafta y Globo de Oro, dudó de hacerse con el papel según contó en la Comic-Con Experience del año pasado, pero confesó que lo aceptó por la falta de modelos a seguir en su infancia y agregó: “Lo hice por ellas, por las más pequeñas”. También contó que siempre fue fan de la Mujer Maravilla y que era habitual la lectura de cómics en su niñez ya que eran super baratos. 

Como si esto fuera poco, también debuta en la dirección de Capitana Marvel una mujer: Anna Boden, quien comparte crédito con su colaborador y socio Ryan Fleck. Sí, Capitana Marvel es el símbolo feminista de Marvel y de eso no hay dudas, sino pregúntenle a los trolls que estuvieron atentando contra el film en redes sociales sin haberlo visto. El mensaje es claro: no importa las barreras que le quieran poner a Carol Danvers, ella los va a superar y no le va a rendir cuentas a nadie. Después de todo, es la mujer más poderosa del MCU (Marvel Cinematic Universe). 

Y para cerrar el triángulo creativo, quien más peleó por esta película y lo expresó en varias entrevistas, fue la argentina Victoria Alonso, la productora ejecutiva y una de las jefes de Marvel Studios. Su sueño: hacer una película con una poderosa mujer como protagonista. En este contexto, y con dos horas cinco de duración y dos escenas post-créditos, es acertado aclarar que esta película no solo viene a cambiar la historia dentro de este universo ficcional, sino también que intenta mandar una mensaje a toda la Industria cinematográfica. 

Ahora sí, llegó el momento de comentar el film que inicia con la historia de Vers, una guerrera Kree (raza que ya apareció en la primera entrega de Guardianes de la Galaxia) que está cursando un entrenamiento para, en principio, dominar sus poderes. Su maestro de Artes Marciales (muy a lo Star Wars) es ni más ni menos que Jude Law en el papel de Yon-Rogg. En su primera misión, la joven Vers, luego de ser capturada por soldados de la temible raza Skrull, encontrará una nueva razón para luchar e irá en busca de su verdadera identidad. Cabe destacar que Capitana Marvel es una precuela de la saga completa y está ambientado en los 90, la nueva década de moda no solo en la industria del cine. 
 
Vers, también conocida como Carol Danvers, llegó para hacer historia dentro del Marvel Cinematic Universe, pero no lo va a lograr por ser la más increible película de este universo. Tampoco por ser la mejor presentación de un personaje (Capitán América, Iron Man e incluso Pantera Negra funcionan mejor), pero sí por su carácter feminista, por el mensaje y por sus dos protagonistas: Brie Larson y Samuel L. Jackson, quien regresa como el agente Nick Fury, mucho más joven gracias a la tecnología. La parte negativa: el guion y sus diálogos se sienten repetitivos y hasta sobreexplicados.


 
Aunque con un despliegue visual menos eficaz que en otras películas de la factoría Marvel, el film brilla en su constante homenaje a los 90 desde la música (brillante momento en el que suena No Doubt y su “just a Girl”), moda, elementos de la historia como el Pager (o viper) o incluso la mención de Blockbuster. Otro aspecto positivo es la dupla Larson-Jackson que son para el deleite. Ambos con carisma de sobra (más él que ella), sus escenas juntos (en el medio el gato Goose), suman más de un punto en la calificación final del film. En específico orden de rendimiento, bien el desempeño del resto del elenco: Ben Mendelsohn como Talos, el regreso de Clark Gregg como el agente Coulson, Jude Law, Annette Bening en el papel de Inteligencia Suprema y Lashana Lynch en el rol de Maria Rambeau. Ah y Goose, el flerken que ven en la imagen. 

Pese a un guion no tan sólido y a desaprovechar el poderío visual de la Capitana Marvel, este personaje abre toda una nueva fase en el universo de películas de Marvel y será rostro de la nueva generación. Brie Larson cuenta con todo el carisma para liderar esta nueva ola de películas, aunque su película sea menor al resto de las Marvel Studios. 

Lo que viene es Avengers: Endgame, la esperada secuela de Infinity War y la despedida de muchos personajes claves, pero también el pase de posta de Chris Evans y Robert Downey Jr. para con Larson, Chadwick Boseman (Pantera Negra) y el Spider-Man de Tom Holland. Con todo un universo por explorar, nuevas razas alienígenas que formarán parte de la historia global y una Capitana Marvel con vuelo propio, quizá lo que venga después de Avengers 4 sea incluso más grande de lo que fue Infinity War. Por lo pronto, el “final del juego” será en abril y la Capitana allí estará para enfretarse a Thanos. Bienvenida, Carol.  
 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]