15/07/2019
Sábado 02 de Febrero de 2019 Internacional

Récord negativo de producción y deudas millonarias: el derrumbe de PDVSA en el chavismo

En medio de la crisis humanitaria que afecta al país, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) aseguró que PDVSA, la petrolera estatal venezolana, atraviesa su peor momento, con un desplome histórico de la producción, deudas millonarias y sanciones de Estados Unidos. 

Según fuentes de la OPEP, cuando en Venezuela gobernaba Hugo Chávez, el país colocaba en el mercado unos 3.1 millones de barriles por día (3,1 mbpd), mientras que en la actualidad bajo la presidencia de Nicolás Maduro, la cifra cayó a 1.1 millones de barriles (1,1 mbpd), lo que representaría una disminución de casi el 65%. 

Este número es además, el mínimo histórico en más de tres décadas de caída ininterrumpida de producción, junto a una baja de la cotización del barril de crudo que en 2014 se desplomó a menos de la mitad.

La Casa Blanca, en tanto, congeló US$ 7.000 millones de sus activos y estableció que Citgo, la filial de la petrolera en Estados Unidos, deposite sus ganancias en una cuenta bloqueada.

Desde el país norteamericano afirman que las medidas, que provocarán otros US$ 11.000 millones en pérdidas para la petrolera a lo largo del próximo año, son una forma de demostrar su apoyo al autoproclamado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, a la vez que se utilizarán como presión económica contra la gestión de Maduro.

Especialistas aseguran que la situación de la empresa es crítica y que podría estar cerca del default. Pese a que Maduro intentó renegociar sus millonarias deudas, las sanciones de Washington impiden avanzar en ese sentido.

Con una devaluación del 98% en cinco meses, endeudamiento, hiperinflación proyectada de 10.000.000% para el 2019 y escasez de alimentos, medicamentos y productos básicos, Venezuela tendrá que realizar cambios en sus políticas y conseguir préstamos para llevar adelante el nivel de producción estipulado y así poder sostener la base de la economía venezolana. 

Frente a este escenario, Guaidó desmintió que fuera a privatizar la compañía, les prometió a China y a Rusia que permanecerá en manos del Estado y que se asegurará de pagar las deudas con sus acreedores. 

Mientras tanto, Mauricio Macri no descarta medidas de bloqueo similares a las de Donald Trump en fondos de PDVSA en Argentina, que si bien son acotados, el uso de decenas de estaciones de servicio implicaría ganancias para el país hermano.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]