20/08/2019
Miércoles 23 de Enero de 2019 Internacional

Juan Guaidó, el outsider que desafía a Maduro en Venezuela y tiene varias similitudes con Macri

Juan Guaidó asumió la compleja y arriesgada tarea de desafiar a Nicolás Maduro. En su cargo como presidente de la Asamblea Nacional, el inesperado líder de la oposición promete desbancar a quien considera un presidente ilegítimo de Venezuela.

De discursos breves y falto de carisma, se puso al frente de un Parlamento dividido y desestructurado, con el objetivo de llamar a elecciones anticipadas y la promesa de amnistía a aquellos militares que se rebelen ante el sucesor de Hugo Chávez.

Respaldado por Donald Trump, la Unión Europea y varios países de Latinoamérica, Guaidó lucha contra el férreo apoyo de las fuerzas militares, un gran sector de la población y la Justicia a Maduro.


Juan Gerardo Guaidó Márquez es ingeniero industrial, tiene 35 años, está casado y es padre de una bebé. Y aunque Maduro lo define como "un muchacho jugando a la política", el pasado 5 de enero se convirtió en el presidente más joven que haya tenido la Asamblea Nacional.

"Una de sus principales virtudes es armar equipos", le destacó el diputado opositor Juan Andrés Mejía, en lo que se asemeja a una de las valoraciones que suelen atribuirle a Mauricio Macri en Argentina.

Guaidó se inició en la política con la generación de universitarios que se opuso a Chávez con masivas manifestaciones en 2007. El movimiento derivó en la única derrota electoral del fallecido líder socialista, en un referéndum para reformar la Constitución.

Luego, en 2009 fue miembro fundador del partido Voluntad Popular (VP), del que ha terminado siendo el rostro más visible, ya que Leopoldo López tiene prisión domiciliaria por las protestas contra Maduro de 2014, y Freddy Guevara -llamado a sustituir al líder mayor- se encuentra refugiado en la Embajada de Chile, acusado por las violentas manifestaciones de 2017.

Electo como diputado suplente en 2010 y legislador titular en 2015, el nacido en la ciudad de Vargas se abrió paso con denuncias de corrupción en la estatal petrolera PDVSA, mientras la producción de crudo de Venezuela colapsaba y la crisis se agravaba, con hiperinflación y escasez de alimentos básicos y medicinas.

Ahora, con el masivo apoyo internacional, Guaidó se asumió como líder opositor y se puso al frente de una lucha contra Maduro que mantiene en vilo a Venezuela, Latinoamérica y gran parte del mundo.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]