15/09/2019
Martes 15 de Enero de 2019 Economía

Con una inflación de 47,6%, supera Macri la crisis de 2001 y rompe el récord de los últimos 25 años

Las cifras del Indec sobre la inflación acumulada en 2018 no ayudan al operativo reelección que dibuja el oficialismo. Mientras los privados estimaban que el aumento de precios rondaría el 48,6%, la inflación anual acumulada alcanzó el 47,6%, la cifra más alta desde 1991.

Superando incluso al 41% del 2002 producto del estallido del 2001 que le costó la presidencia a Fernando De la Rúa, el 47,6% de inflación que registró el Indec el año pasado es la consecuencia directa de dos corridas cambiarias y una devaluación de más del 50% de nuestra moneda.

 

El fin de la inflación fue, tal vez, una de las principales promesas de campaña del presidente Mauricio Macri. Entocnes candidato, el dirigtente del PRO señaló que terminar con la inflación sería algo "facilísimo", haciendo hincapié en que la mayoría de los países, tanto de la región como aquellos más desarrollados, no tenían un aumento de precios superior al 10%.

En su primer año de mandato, en 2016, los precios escalaron notablemente. Sin embargo, desde el oficialismo argumentaron que esto se debió a que el gobierno anterior había dejado algunas "bombas" que era necesario desactivar para que la caída de precios comenzara, como el cepo cambiario, el alto déficit fiscal y la política tarifaria atrasada que llevaba adelante el kirchnerismo.

En el 2017 las cifras mejoraron para el Gobierno. Si bien las proyecciones afirmaban una inflación de 17 por ciento, las cifras terminaron siendo cercanas al 25%. La tendencia bajista en pleno año electoral fortaleció al Poder Ejecutivo, que ganó las elecciones en todo el país, obteniendo más del 40% de los votos.

Sin embargo, en 2018 la economía volvió a sufrir duros embates. Dos corridas cambiarias que llevaron a una devaluación del peso frente al dólar a más del 100% configuraron una inflación que escaló hasta casi 50%, también potenciada por el aumento de las tarifas y los combustibles.

De esta manera, Cambiemos cerró su peor año en materia de inflación. En el 2019, el presupuesto estipula que la misma debería rondar el 23%, pero los privados estiman que será más cercana a 30%. Otro año de alta inflación podría generarle complicaciones en materia electoral, ya que mostrarían una incapacidad para cumplir con la promesa de campaña más importante del presidente.

Informe mensual

 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]