20/01/2019
Viernes 11 de Enero de 2019 Desfile de poder

Tendencia: las gorras inspiradas en los granjeros que usan todas las celebrities

Aún resulta misterioso el proceso por el cual un producto se pone de moda, aunque podemos intentar descifrarlo con una pista simple: que un par de celebrities lo muestren en redes sociales. Es lo que está ocurriendo con las gorras deportivas de la marca Goorin Bros., que han sido capturadas en cabezas famosas como las de Lionel Messi, Brad Pitt, Enrique Iglesias, Justin Bieber, Paulo Dybala y Diego Maradona.

Goorin Bros. fue fundada en 1895 en Pennsylvania por el granjero Cassel Goorin, quien recorrió varias ciudades hasta dar con un lugar en donde concretar el sueño americano. Desde entonces, la marca se ha dedicado a producir los mejores sombreros y gorras de Estados Unidos para los trabajadores del interior del país, especialmente campesinos y camioneros. Los hijos del fundador, Alfred y Ted, trasladaron la empresa a San Francisco y abrieron allí su primera tienda, pero fue Ben Goorin, el representante de la tercera generación, el responsable de sacar a la compañía del nicho “red neck” con el lanzamiento de la línea “Animal Farm Truckers”. 

Se trata de las típicas gorras “trucker” (denominadas así porque fueron diseñadas en la década del sesenta para los camioneros norteamericanos que necesitaban protegerse del sol pero tener ventilada la zona de la nuca), con malla en la parte trasera y cubiertas de una tela resistente en la parte delantera, que llevan imágenes de animales de granja en el frente de la pieza. 

Así como la ropa de trabajo está siendo retomada por las marcas más poderosas del mercado actual, como Vetements y Balenciaga, con su homenaje solapado a los obreros de la construcción y empleados viales de las ciudades cosmopolitas, parece ser que las gorras Goorin Bros. también contribuyen a poner de manifiesto esta tendencia de retomar la conexión con las raíces y las habilidades manuales de los ancestros. Los camioneros y los trabajadores del campo son reivindicados en esta nueva tendencia que, curiosamente, es apropiada por personalidades que se encuentran en el extremo opuesto de la lógica productiva: obtienen millones de dólares en unos pocos segundos de su tiempo.

Pocos artículos deportivos han conseguido trascender su universo de origen para convertirse en una prenda de uso cotidiano como las “gorras visera”. Nacieron en Nueva York en 1860, cuando los jugadores de un equipo de béisbol local comenzaron a usar un ítem que sería el germen de lo que son ahora, y en los últimos años han sido reinventadas por las marcas más prestigiosas del mundo, en un intento por despertar el interés de nuevas generaciones que se identifican fuertemente con la estética urbana. 

Ni lerdos ni perezosos, los responsables de Goorin Bros. convocaron a uno de los representantes más fieles de la impronta streetwear, la estrella de la NBA Carmelo Anthony. En febrero de este lanzó “Fresh Greens”, una colección de sombreros realizados en pura lana que responden a una ética sustentable y artesanal, y hace pocas semanas acaba de anunciar el lanzamiento de una colección cápsula de siete piezas inspiradas en el vino, combinando su interés por la moda y la viticultura.

La propuesta recorre diversas tonalidades de rojo y llevan el nombre de las uvas de vino favoritas del basquetbollista, y un grabado en relieve de cobre con la firma de Carmelo Anthony en el forro de la pieza. Esta alianza representa una de las estrategias de marketing más visitadas últimamente por las empresas de moda: convocar a personalidades del deporte, el arte o la música para potenciar ambos públicos, generando contenido que brinda sensación de exclusividad.

Aunque el supuesto privilegio sea más imaginario que concreto (no es un Porsche sino una gorra), los consumidores modernos quieren respaldos históricos, un relato y una ética a la hora de hacer valer su dinero. 

Las gorras de la línea “Animal Farm Truckers” pueden conseguirse en Argentina a través de importadores fácilmente ubicables en internet, y el precio oscila entre $2200 y $2800. Se trata de un nuevo elemento que se suma a la cada vez más extensa lista de productos que usan los famosos que cualquiera con fantasías aspiracionales puede comprar: el termo Stanley, zapatillas de moda, el último modelo de celular, la mochila Kanken, las botas de lluvia Hunter, y un largo etcétera de productos que brindan la posibilidad de sentirse celebrity por un día. 
 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]