11/12/2018
Miércoles 05 de Diciembre de 2018

Internado y con la entrada al country prohibida: Rodrigo Eguillor, cada vez más complicado

El “cheto” de Banfield, como se conoció en los medios a Rodrigo Eguillor, se encuentra cada vez más complicado.

Este martes 4 por la noche se conoció que, tras ser detenido, Eguillor será trasladado al hospital de Monte Grande (Provincia de Buenos Aires) y le harán una evaluación psiquiátrica. Su padre, que según los medios locales poseía una parrilla sobre la calle Sargento Cabral en la misma localidad, se presentó en Tribunales y pidió que lo internen de forma forzada en un neuropsiquiátrico.

Sumado a esto, los vecinos del country donde vive Eguillor junto a su madre (Paula Martínez Castro Fiscal de Ejecución Penal de Lomas de Zamora, que hasta el momento no habló públicamente sobre el caso) llamado Solar del Bosque pidieron que se le impida el ingreso al lugar. Los vecinos lo consideran “persona no grata” y manifiesta que no quieren habitar el lugar con un “acusado de violación”.

“Es un peligro que ese chico viva cerca de nuestras hijas, es un violento que se apaña en la impunidad del cargo de la madre, acá los vecinos no lo queremos”, manifestó Silvia Gimenez Marchetta vecina del lugar.

La repercusión de las denuncias tuvo alcance nacional, las diferentes denuncias sirvieron de caja de resonancia para que otras jóvenes que sufrieron acosos por parte de èl se animen a denunciar los malos tratos que Eguillor les propinó.

El caso que desencadenó todo fue el de una joven de Ituizangó denunció haber sido abusada por Rodrigo Eguillor en un edificio del barrio de San Telmo. Las imágenes de ella intentando escapar por la terraza del departamento de Independencia y Piedras rápidamente se hicieron virales y varias jóvenes denunciaron por redes sociales haber pasado por la misma situación.

El acusado relató ser ex relacionista público de un conocido local bailable. Según trascendió, habría arreglado con la víctima para pasarla a buscar por la universidad a la que asiste pero luego le pidió que se reunieran en su casa, donde la invitó a pasar momentáneamente para que no esperara sola afuera.
Fue entonces cuando la habría llevado a la terraza donde habría intentado tener relaciones sexuales sin preservativo, a las que la mujer se negó de lleno. Tras insultos y presiones, la joven habría pedido retirarse pero él respondió que no podía abrirle la puerta hasta que volviera un amigo con la llave. Fue entonces cuando se paró en la cornisa de la terraza para huir y fue advertida por vecinos de la zona que llamaron a la policía.

El hecho quedó caratulado como “averiguación de delito” en el Juzgado Nº 48 de Alicia Iermini y la Fiscalía Nº 22, siendo que en un principio había sido catalogado como “intento de homicidio”.  

Tras la viralización del caso, el joven publicó un video en vivo por las redes sociales defendiéndose y aclarando que no se trata de “el cheto de Banfield”, como lo identificaron varios medios, sino que vive en Canning y tiene propiedades en varios partidos. "Sí, soy re cheto, guacho, me la re contra banco y tengo toda la guita", aseguró.

En uno de los últimos videos, el acusado aseguró ser inocente y justificó: "La mina ni se murió. La mina debe estar en la casa, en La Horqueta de San Isidro, en el Principado de Mónaco, comiéndose un caviar, diciendo ‘mirá a este forro que están escrachando en todos lados’ y yo me la estoy fumando acá".
 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]