20/01/2019
Martes 04 de Diciembre de 2018 Deportes

Un detenido por el ataque al micro y amenaza en la Bombonera: se calienta el clima de la Superfinal

Cuando faltan cinco días para que la final de la Copa Libertadores entre River Plate Boca Juniors se complete en la ciudad de Madrid, a más de 10.000 kilómetros de distancia del estadio Monumental, en la Argentina ambos clubes fueron noticia por cuestiones ajenas a lo que sucederá en el campo de juego.

10 días después de las graves agresiones al micro del Xeneize y el escándalo que envolvió al partido más importante en la historia del fútbol argentino, el Poder Judicial detuvo a uno de los involucrados en la emboscada. Se trata de Matías Sebastián Nicolás Firpo, de 31 años, oriundo del partido de La Matanza.

En el allanamiento a su domicilio, que estuvo a cargo de la fiscal Adriana Bellavigna, la división Conductas Delictivas de la Policía le encontró una entrada a la platea Centenario Alta que compró vía internet, por el sistema Somos River

Firpo, socio pleno del club desde 2015, ingresó luego del ataque al estadio para presenciar el fallido encuentro. Precisamente, los investigadores lograron detectarlo a través de una imágen en la que se lo observa accediendo al Monumental con la misma vestimenta del momento de la agresión.

El delincuente, que podría recibir una pena de hasta seis años de prisión, cambió su fisionomía el día del partido para evitar ser reconocido. No le sirvió de mucho: la dirigencia de River ya avisó que lo expulsará del club. Ahora, deberá declarar ante la fiscal para que la causa siga su curso. 

El secretario de Seguridad porteño, Mauricio D'Alessandro, fue tajante al ahondar sobre la condena que le podría caber a Firpo. "Las pruebas son muy contundentes como para que recupere su libertad. Se le va a aplicar el derecho de admisión, pero queremos que se le caiga con todo el peso de la ley", afirmó.

Por otra parte, a pocas horas de que la delegación de Boca emprenda rumbo hacia Madrid, se registró una amenaza de bomba en La Bombonera. Luego de que la división Explosivos de la Policía de la Ciudad notificara el resultado negativo, un grupo de hinchas se congregó en las inmediaciones del Parque Lezama para despedir al plantel con un banderazo.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]