19/01/2019
Domingo 25 de Noviembre de 2018 Política

Tensión entre Nación y Ciudad: reclama la Casa Rosada la renuncia de Ocampo por la Superfinal

Desde la Casa Rosada ya pidieron la renuncia del ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, por el fracaso en el operativo de prevención y contención durante la Superfinal, reveló Marcelo Bonelli en TN.

La fallida Superfinal de Copa Libertadores, postergada por tiempo indeterminado, escaló la tensión entre el Gobierno de la Nación y su par de la Ciudad, y puso en el foco de la tormenta a los responsables de la seguridad, que se patearon la responsabilidad y evitaron las expresiones públicas durante todo el sábado.

Con la suspensión confirmada por la Conmebol, Horacio Rodríguez Larreta ofreció una conferencia de prensa en la que otorgó precisiones sobre el operativo de seguridad, sus intérpretes, los responsables del mismo y los culpables de los incidentes.

Haciendo alusión directa al allanamiento policial realizado en la tarde del viernes al líder de la barrabrava millonaria Héctor Caverna Godoy, aseguró que "lo de ayer tiene que ver con eso porque nadie puede tener la ingenuidad de creer que esto no está directamente relacionado con el episodio del día anterior".

Visiblemente enojado por la situación, el jefe de Gobierno porteño recordó que "se hizo un allanamiento y se encontraron $10 millones y 300 entradas". Y explicó: "Ahí está el problema, son 300 personas que antes entraban a la cancha y que se quedaron afuera, y fueron los principales protagonistas de los desmanes que se generaron, que incluyeron los piedrazos al ómnibus de los jugadores de Boca".

Ante la consulta sobre las responsabilidades que la caben al Ministerio de Seguridad de la Ciudad y su titular, Martín Ocampo, Larreta no dejó de respaldar a su ministro e, incluso, sembró sospechas sobre el (mal) accionar de fuerzas federales.

"La responsabilidad del operativo del sábado fue de la Policía de la Ciudad, pero también colaboraron fuerzas federales", indicó. Sucede que las fallas en el operativo sucedieron en el cruce de las avenidas del Libertador, Monroe y Lidoro Quinteros, que debían ser custodiadas por efectivos federales que responden a Nación.

Las sospechas que se levantaron por lo bajo apuntan a un acuerdo entre la cúpula de la barra de River y fuerzas federales, que se encuentran enemistadas con sus pares porteñas.

"Le ordené al ministro (Ocampo) realizar un sumario interno para determinar responsabilidades y ver qué cosas se pudieron hacer mejor", concluyó el alcalde de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]