Martes 09 de Octubre de 2018 Política
Con Máximo y Julián Álvarez, mantiene a flote Bonadio la causa de los cuadernos

Claudio Bonadio decidió hoy romper con la tranquilidad mediática de la causa Cuadernos y ordenó las declaraciones indagatorias de Máximo Kirchner y del exviceministro de Justicia Julián Álvarez, un "mimado" de Cristina Kirchner con muy bajo perfil en los últimos tres años.

Las indagatorias se harán los próximos 22 y 23 de octubre. No será la primera vez que vayan a Comodoro Py. El hijo de la expresidenta tuvo que asistir ya a varias indagatorias, como en Los Sauces y Hotesur, mientras que Álvarez conoce esos pasillos de su paso por la gestión kirchnerista.

La declaración de José López fue el detonante para que fueran citados tres de los integrantes de La Cámpora: Eduardo "Wado" de Pedro, Andrés Larroque y José Ottavis, éste último ya alejado de la agrupación. De acuerdo al ex secretario de obras Públicas, parte del dinero conseguido de los sobornos iba para financiar a La Cámpora.

La situación de ellos tres no ha sido definida aún luego de las indagatorias. Lo más probable es que un procesamiento (escenario más que factible), un sobreseimiento o una falta de mérito lleguen una vez que Máximo K y Álvarez se presenten. 

Cabe recordar que el hijo de la exmandataria tiene fueros por ser diputado nacional, por lo que no puede ser detenido. Cristina ya fue dos veces a indagatoria ante Bonadio por la causa cuadernos y en esas ocasiones se limitó a presentar dos escritos más políticos que judiciales.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]