14/12/2018
Martes 09 de Octubre de 2018 Economía

Lo que el banco no te cuenta: qué hacemos con nuestros ahorros

Arrancamos la semana con un dólar retrocediendo, consecuencia del sorprendente resultado electoral en Brasil, que trajo algo de aire a las monedas regionales, a pesar de la fuerte volatilidad mundial. 

Estados Unidos no da respiro, y marca crecimiento récord en todos sus frentes, presionando aún más a las economías emergentes: tasa de desempleo en niveles de “pleno empleo” (es decir sin desocupados teóricos) que llevaron a los bonos del tesoro norteamericano a rendimientos en niveles récord una vez más. 

Si bien el gigante carioca, y principal socio comercial de nuestro país, nos traerá alivio en el corto plazo, el escenario para los próximos meses sigue sin ser cierto. En este contexto traeremos hoy dos grandes herramientas financieras para aquellos inversores que desean colocar sus pequeños ahorros en resguardo de la inflación y el dólar, y que los bancos no promocionan activamente. Ahora veremos porqué. 

El gobierno nacional licitará esta semana, dos instrumentos de colocación de corto plazo: Letras del Tesoro en Pesos (LECAPS) y Letras del Tesoro en Dólares (LETES). En el caso de las Letras en Pesos (LECAPS), pagarán una tasa capitalizable mensualmente del 4% mensual durante 139 días.

¿Qué quiere decir capitalizable mensualmente? Supongamos que hoy cuento con $5.000 que quiero invertir. El primer mes, generaré intereses por un 4% de ese dinero, es decir, $200, con lo que totalizaré $5.200. Ese monto lo vuelvo a colocar al 4% mensual, generando un total de $5.408, y así sucesivamente hasta el 28 de febrero próximo. Esta inversión me genera un rendimiento de aproximadamente el 55% anual, que comparado con cualquier plazo fijo bancario es superador.

Por otro lado, las Letras en Dólares (LETES) nos darán la posibilidad de comprar dólares más barato que en un banco. ¿Cómo funciona? Supongamos que mi banco me vende dólares hoy a $38,50. A través de las LETES accedo a un tipo de cambio de al menos $37, es decir más de 1 pesos más barato que en la caja del banco. Esto es posible ya que accedo como ahorrista pequeño, al mercado mayorista, donde operan los grandes inversores. ¿La condición? Esperar hasta el 24 de mayo para recibir los billetes. Es importante aclarar que puedo acceder a estas herramientas de inversión desde cualquier banco, con solo llamar a mi asesor comercial. 

Por otro lado, ambas herramientas tienen un grado de riesgo casi cero. El acuerdo con el FMI aseguró el plan financiero del Gobierno hasta finales de 2019, y teniendo en cuenta que ambas herramientas tienen un vencimiento mucho menor al año, resultan inversiones seguras y realizables, inclusive mucho más seguras que dejar nuestros ahorros en el banco.

Otra ventaja a resaltar es que el inversor puede cancelar sus inversiones antes del vencimiento, a diferencia de los plazos fijos, y llevarse los intereses ganados hasta el momento de cancelación de la inversión. Esto se conoce como “mercado secundario”.


 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]