Viernes 05 de Octubre de 2018 Política
Confirma la Justicia la prisión preventiva de Aída Ayala y encierra al Gobierno en su propio laberinto

La Cámara Federal de Resistencia, Chaco, confirmó hoy el procesamiento con prisión preventiva de la diputada Aída Ayala, de Cambiemos, cuyo bloque quedó encerrado en la doctrina que sus mismos integrantes propusieron: habilitar el desafuero de un miembro del cuerpo si el pedido del juez es confirmado en segunda instancia, el criterio que se usó con Julio De Vido.

Eso acaba de ocurrir. Los camaristas Rocío Alcalá, María Delfina Denogens y Eduardo Belforte ratificaron la decisión de la jueza Zunilda Niremperger en el marco de la causa por presunto lavado de dinero y otros delitos cuando Ayala se desempeñaba como intendenta de Resistencia, la capital provincial.

Con el fallo de hoy, se activa el pedido de desafuero que la jueza hizo a la Cámara de Diputados en su momento y que la Cámara había rechazado por una exención de prisión que recibió la diputada de Cambiemos, que está imputada por cinco delitos: negociaciones incompatibles con la función pública, enriquecimiento ilícito, fraude en perjuicio de la administración pública, incumplimiento de deberes de funcionario público y lavado de activos.

Al conocer la sentencia, la diputada la calificó de "arbitraria" y dijo que los magistrados no tuvieron pruebas para fundamentar esa decisión, pero les pidió a sus colegas de la Cámara Baja su propio desafuero "de inmediato".  "No me escudaré en los fueros parlamentarios, esclareceré los hechos y mi falta de responsabilidad en el lugar que corresponde: los tribunales de Justicia", indicó en un comunicado.

Hace dos semanas, el presidente del bloque PRO en Diputados, Nicolás Massot, había hecho autocrítica sobre la decisión de quitarle los fueros a De Vido. No dijo que estuvo mal hacerlo, pero cuestionó a la Justicia por la demora en el avance de la causa y consideró que la preventiva fue utilizada como un "atajo" para detener a ex funcionarios. 

En las últimas horas, el ministro de Justicia, Germán Garavano, y el diputado oficialista Daniel Lipovetzky se manifestaron en el mismo sentido y abrieron una interna con la Coalición Cívica que hizo temblar la alianza.

Elisa Carrió anunció que impulsará el juicio político de Garavano por sus dichos, al sostener que forma parte de un "sector" de Cambiemos que busca que no haya condenas a personas acusadas de hechos de corrupción. Resta saber qué hará la diputada con el destino de su compañera de interbloque.

 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]