23/07/2019
Lunes 17 de Septiembre de 2018 Economía

Inflación del 23% y dólar a $40,1: bajo la lupa del FMI, presenta Dujovne los detalles del Presupuesto

 

Con una leve autocrítica pero haciendo mayor referencia a la herencia recibida y las tormentas externas, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, presentó este mediodia el Presupuesto para 2019, que deberá ser debatido en el Congreso y prevé una inflación de 23% para el año próximo, 0,5 puntos de caída del PIB y un tipo de cambio a $43. En tanto, habrá varios recortes para cumplir con la meta máxima del Gobierno: llegar al equilibrio fiscal en el año entrante, en línea con el pedido del Fondo Monetario Internacional.

En el comienzo del discurso, Dujovne revalidó los logros de la gestión de Cambiemos, sobre todo haciendo hincapié en el crecimiento sostenido durante siete trimestres entre 2016 y marzo de 2018. Sin embargo, admitió que luego llegaron tormentas financieras para las que el país no estaba preparado, sobre todo debido a la vulnerabilidad económica heredada del gobierno kirchnerista.

 

“Estos shocks llegaron cuando todavía no habíamos terminado de corregir los desequilibrios económicos heredados y eso hizo que nuestro país fuera uno de los más afectados. Recibimos un déficit en las cuentas públicas superior a 5% del PIB, presión tributaria 4 en niveles récord, infraestructura pública deteriorada y casi un tercio de la población en la pobreza”, relató.

En ese sentido, confesó que Argentina entró en un marco de debilidad ante cualquier acontecimiento externo que, según el propio ministro, hace que el país sufra más que otras economías. En la misma línea, destacó la necesidad de avanzar a mayor velocidad en la convergencia fiscal, es decir, en reducir a cero el déficit primario, hoy superior a los dos puntos del PIB.

“Para reducir nuestra vulnerabilidad decidimos avanzar más rápido hacia el equilibrio fiscal. Nuestras metas de resultado fiscal primario pasaron de ser a principio de año -3,2%, - 2,2% y -1,2% del PBI en 2018, 2019 y 2020, respectivamente, a ser actualmente -2,7%, 0% y 1% del PBI, respectivamente”, explicó. y agregó: “Estamos llevando adelante una significativa reducción del gasto primario para alcanzar el equilibrio fiscal. En 2016 bajamos el gasto primario real del sector público no financiero 0,8%; en 2017, 3,0%; en 2018 proyectamos que caiga 6,2% (ya se redujo 6,4% en los primeros 8 meses del año); y para 2019 proyectamos una reducción de 7,7%. Como porcentaje del PBI, el gasto primario del Sector Público Nacional habrá pasado de 24% en 2015 a 20% en 2019. Tamaño esfuerzo en el saneamiento de las cuentas públicas es inédito para la historia argentina”.

En la letra chica del Presupuesto, figuran importantes reducciones en términos reales a los diferentes ministerios. Los casos más importantes son las carteras de Guillermo Dietrich y de Alejandro Finocchiaro, Trabajo y Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología. En el primer caso, las transferencias caerán 27 puntos en términos nominales, debido a la transferencia de la responsabilidad de pagar los subsidios al Transporte a las provincias. En tanto, en el segundo caso, las transferencias desde Nación aumentarán en orden del 23%, muy por debajo de la inflación vigente.

 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]