22/05/2019
Lunes 03 de Septiembre de 2018 Política

Demoras, expectativa e incertidumbre: anuncia Macri la jugada final para sobrevivir a la crisis

Tras el cónclave en la Quinta de Olivos que le ocupó todo el fin de semana, Mauricio Macri terminó de definir junto a su mesa chica y otros funcionarios de primera línea, las próximas medidas económicas y el rearmado del gabinete nacional. El presidente graba el mensaje que trasmitirá a la sociedad a partir de las 8.30. ¿El mercado le responderá distinto esta vez?

Sin margen de error por una economía crítica e intentando controlar una corrida cambiaria a puro intervencionismo del trader Luis Caputo, el Presidente hablará desde las 8:30 para comunicar los cambios políticos, mientras que, el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, hará lo propio con las medidas económicas desde las 9:45hs. Según Luis Novaresio, Macri prepara un video de 15 minutos sin anuncios claros ni nuevos nombres propios. 

Con la búsqueda del equilibrio fiscal como bandera y exigencia imperante del FMI, el Gobierno necesita acelerar el ajuste del gasto público y enviar un mensaje de austeridad a los mercados. Para ello, se decidió recortar ministerios, sacrificar protagonistas del gabinete y revivir viejas medidas de recaudación.

Ministerios, Secretarías y fusiones

Los Ministerios de Energía, Trabajo, Agroindustria, Turismo, Salud, Ciencia y Tecnología, Cultura, Medioambiente y Modernización abandonarían su rango como tales para ser degradados a Secretarías y ser absorbidas por las carteras sobrevivientes.

Energía y Minería, que seguirá estando a cargo de Javier Iguacel, pasaría a formar parte del Ministerio de Hacienda y Finanzas, en tanto Educación absorbería a Cultura y Ciencia y Tecnología. Algo similar sucederá con el Ministerio de Producción que adoptará a Trabajo y Agroindustria.

Modernización, Medioambiente y Turismo, por su parte, pasarán a depender de la jefatura de gabinete de Marcos Peña y su nuevo socio, Andrés Ibarra. Y mientras Desarrollo Social incorporará a la cartera de Salud y comandará la Anses, todavía se desconoce si el Ministerio de Defensa se fusionará con su par de Justicia.

Nuevo Gabinete

El reunionismo que gobernó la Quinta de Olivos desde el sábado a la tarde, tras el cónclave de la Mesa Chica, hasta la noche del domingo, fue para dirimir cómo quedará conformado el ajustado gabinete nacional para afrontar la última jugada de una alianza que despertó a los peores fantasmas.

Con Macri encadenado a Marcos Peña, la mesa chica eligió sacrificar al tándem Quintana - Lopetegui ante la presión asfixiante de un Círculo Rojo que no aceptaba mantener al tridente que más influencia ejercía sobre las decisiones presidenciales. En sus lugares se ubicará Andrés Ibarra, un viejo amigo del Clan Macri que hasta hoy era el titular del Ministerio de Modernización.

Pero los vicejefes de Gabinete no fueron los únicos que concluirán antes de tiempo la experiencia en el sector público. Ante la inminente llegada de las retenciones a las exportaciones y condenado por su reciente pasado como presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere abandonará su puesto como ministro de Agroindustria.

Adolfo Rubinstein, Jorge Triaca y Lino Barañao, ministros de Salud, Trabajo y Ciencia y Tecnología respectivamente, seguirían el mismo camino al ver sus carteras reducidas al rango de Secretarías, algo que, además de recortar sustancialmente sus presupuestos, consideran inadmisible.

Ante el regreso de las retenciones y condenado por su pasado en la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere abandonará su puesto como ministro de Agroindustria.

Sin embargo, las incansables negociaciones con los funcionarios y referentes de los partidos que conforman la alianza Cambiemos no concluyeron. Tras muchos idas y vueltas, el Presidente aún no pudo terminar de definir su gabinete nacional por completo.

La llegada de Carlos Melconian al equipo económico se frustró luego de que no lograra tomar el mando del Banco Central. Algo similar pasó con Alfonso Prat-Gay. Al primer ministro de Economía de Cambiemos le ofrecieron la Cancillería, pero las negociaciones se enfriaron y hasta el momento su arribo es una incógnita.

Ernesto Sanz fue también uno de los personajes principales de la jornada dominical de la Quinta de Olivos. Luego de que el radicalismo alzara la voz y reclamara protagonismo en un sábado en el que se vieron marginados de la toma de decisiones, Macri convocó a los referentes del partido.

Sin embargo, luego de ofrecerle el Ministerio de Defensa y que este lo debatiera con Alfredo Cornejo,  Gerardo Morales, Gustavo Valdés, Mario Negri y Luis Naidenoff mientras el máximo mandatario disfrutaba del triunfo de Boca Juniors sobre Vélez, el mendocino lo rechazó y pidió el Ministerio del Interior. Y no funcionó.

Retenciones

La urgencia por conseguir un adelanto en los desembolsos del préstamo stand by del FMI, llevaron a Nicolás Dujovne a tener que aceptar la aceleración de las metas impuestas por el equipo de Madame Lagarde.

Con los mercados agitando el tipo de cambio, el equipo económico debió profundizar el ajuste en el gasto público. Sin embargo, la austeridad no será la única bandera que levante el nuevo gabinete. Según trascendió, se aplicarán nuevas medidas para incrementar la recaudación.

Mientras algunos apuntaban que el IVA podría subir a 22%, las únicas certezas que se sostuvieron fueron la llegada de dos medidas que hacen recordar al kirchnerismo. Con efecto inmediato, desempolvarían y pondrían en ejecución un esquema de retenciones a las exportaciones, que impactaría de lleno en el sector agropecuario.

Además, impulsarían un nuevo impuesto para los turistas argentinos en el exterior que abarcaría prácticamente todos los consumos, desde los pasajes aéreos hasta las compras que realicen.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]