Lunes 23 de Julio de 2018 Política

Polémica por el alcance de la reforma de Macri sobre las Fuerzas Armadas para combatir el delito

El objetivo principal de Cambiemos está claro: entregarle más poder a las Fuerzas Armadas y sumar a las tropas para combatir en delito en todo el país. “Queremos saldar la deuda que tenemos con las FF.AA y es importante que puedan colaborar con la seguridad interior”.

En una decisión polémica y trascendental para la historia argentina, el Presidente de la Nación hará uso de sus facultades para firmar un decreto que habilitará su uso en seguridad interior, con el foco en ejes específicos. Aún faltan detalles para determinar si las FF.AA. intervendrán en delitos simples además de combatir el narcotráfico y otros puntos estratégicos en todo el país.

En un país marcado crudamente por sus cruentas experiencias con las FF.AA. durante la dictadura cívico-militar, la decisión resulta cuanto menos llamativa. Uno de los ejes sobre los que harán foco será "la protección de objetivos estratégicos frente a amenazas potenciales ligadas a la conflictividad social y laboral".

Con esta medidad, el ministerio de Seguridad, a cargo de la ministra Patricia Bullrich, tendrá la facultad de movilizar sus tropas hacia los posibles focos de conflicto no solo de manera reactiva, sino también preventiva.

Este esquema de reconversión diseñado por Macri, Oscar Aguad y el Estado Mayor Conjunto está configurado en tres etapas de tres, cinco y ocho años, respectivamente, según pudo averiguar el periodista Martín Dinatale para Infobae. El documento tendría fijadas las tres etapas como: despliegue de militares en las fronteras, inversión en ciberdefensa y un Ejército del Aire y producción para la defensa nacional.

La palabra de Macri y la aclaración de Aguad

El Presidente afirmó que la Argentina necesita "fuerzas armadas que sean capaces de enfrentar" los "desafíos y amenazas" del siglo XXI, como el narcotráfico y el terrorismo internacional. Se espera que el Gobierno modifique en los próximos días el decreto 727/2006, reglamentario de la ley de defensa nacional, que desde la gestión de Néstor Kirchner solo permite el empleo de las Fuerzas Armadas ante agresiones de origen externo "cuando estas sean perpetradas por otros Estados".

"Tenemos un sistema de defensa desactualizado producto de años de desinversión", resaltó. Y agregó: "Estoy acá porque queremos saldar la deuda con las fuerzas armadas de la democracia". Lo cierto, de todas formas, es que la letra chica de la reforma se conocerá recién cuando aparezca la modificación en el Boletín Oficial (sucedería entre mañana y el miércoles). Allí, se determinará el verdadero poder de las Fuerzas Armadas y su poder de acción en las calles.

En este sentido, el ministor de Defensa Oscar Aguad salió a poner blanco sobre negro en la participación de las FAA.AA., aunque aún quedan dudas sobre el funcionamiento real y estratégico en los delitos comunes: Llas fuerzas armadas no van a participar de forma directa en delitos comunes y seguridad interior, pero sí van a ayudar con logística”.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]