Martes 10 de Julio de 2018 Política
Contratos, viáticos y presupuesto universitario: firma el Gobierno el segundo DNU de recortes

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, decretó en la mañana del martes la segunda reducción de los gastos del Estado. A medida del acuerdo con el FMI, el DNU apunta a achicar el gasto público de la administración nacional en varios frentes.

Con la medida, el Gobierno asegura que se ahorrarán unos 25 mil millones de dólares. Con la reducción del déficit fiscal como argumento, el oficialismo pasará la tijera por una zona sensible: en el escrito, hay un recorte del presupuesto universitario.

El Gobierno emitirá un decreto con una ola de recortes en el Poder Ejecutivo

Puntualmente, el DNU que se publicó en el boletín oficial anuncia un congelamiento en la contratación de la administración nacional  -no sólo para nuevos puestos de trabajo, sino también para aquellos que se encuentran vacantes-, la reducción de los autos de la administración pública (que a partir de ahora sólo estarán a disposición de los escalafones más altos del Gobierno), una poda en viáticos y en el presupuesto universitario.

Del recorte universitario quedará excluido el CONICET, en conflicto con el Gobierno por recortes de presupuesto previamente establecidos. En cuanto a la administración pública nacional, la contratación quedará suspendida hasta el 31 de diciembre de 2019. De esta manera, el Estado no podrá contratar en el año electoral y recién podrá volver a hacerlo un mes después de los comicios presidenciales.

Aunque cuantiosa, la cifra está lejos de significar una reducción importante del déficit fiscal, uno de los pilares discursivos de Macri y su Gabinete en todos los discursos. El Presidente sostiene que no se puede vivir de prestado y solventando los gastos con deuda ni con emisión monetaria (debido a la inflación).

Para el Gobierno, el DNU es un mensaje de compromiso por parte del Poder Ejecutivo con reducir el déficit dirigido a empresarios y trabajadores locales, así como a inversores extranjeros.

La cifra está lejos de significar una reducción importante del déficit fiscal, uno de los pilares discursivos de Macri y su Gabinete en todos los discursos.

En ese sentido, no sólo se congelarán las contrataciones, sino que además se reducirá en un 30% el gasto en viáticos de la administración nacional: se restringirán viajes y se achicarán las comitivas que se vayan al exterior. En tanto, se eliminarán los suplementos, bonos o beneficios extra en los salarios de determinados funcionarios para futuras contrataciones.

El Gobierno busca además que las provincias se sumen a los esfuerzos del Ejecutivo por reducir el déficit y que los gobernadores planteen decretos similares en sus distritos.



 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]