15/09/2019
Martes 26 de Junio de 2018 Política

Uocra, UTA y ferroviarios: encabeza el Gobierno la reapertura de paritarias y posterga a la CGT

Tras el paro nacional ejecutado por la CGT en reclamo por la reapertura de paritarias y un pacto antidespidos, el Gobierno cedió a las presiones y convocó a distintos gremios amigos para discutir -nuevamente- los salarios, pero, esta vez, con un techo del 25%.

La "postal de calles vacías" que el triunvirato de la Confederación General del Trabajo imprimió durante todo el lunes, motivó al Gobierno a movilizar su gabinete en pos de restrablecer las conversaciones con los gremios en plena recesión.

Mientras que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, recibirá hoy mismo a Gerardo Martínez, el secretario general de la UOCRA, para iniciar negociaciones sobre los sueldos del sector, su par de Trabajo, Jorge Triaca, hará lo propio con empresarios y sindicalistas del sector automotriz por la misma cuestión.

Por su parte, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, quizás aquel con diálogo más fluido con sus representados, mantendrá sus encuentros con los dirigentes del sector como Roberto Fernández (UTA) y Omar Maturano (La Fraternidad).

Pese a la adhesión de estos al paro impulsado por Dáer, Acuña y Schmid, el titular de la cartera de transporte mantiene un buen vínculo con Fernández y Maturano, a los que les asegurará fluidez y celeridad a la actualización de sus paritarias, que fueron firmadas en un 15%.

La dicotomía entre la urgencia de renegociar los sueldos y la necesidad de recortar el gasto fiscal, configura un futuro turbulento para Cambiemos.

Ahora, desde la Casa Rosada le ordenaron a los ministros bajar la tensión con los sindicalistas. La dicotomía entre la urgencia de renegociar los sueldos para perseguir de cerca a la inflación y la necesidad de recortar el gasto fiscal, configura un futuro cercano bastante turbulento para Cambiemos, pero, esencialmente, para Mauricio Macri.

Tal como señaló Pagni en su columna, el Presidente es consciente de la válvula que domina su reelección: el salario real de la clase media. Y para poder mantener los sueldos en órbita sin dañar -aún más- las arcas fiscales del Estado, Cambiemos necesitará de la colaboración de los gobernadores.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]