16/09/2019
Martes 05 de Junio de 2018 Política

Desafía Moyano la conciliación obligatoria de Triaca y acelera hacia un paro por el 27%

Desde Suiza, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, ordenó la conciliación obligatoria para terminar con el conflicto que impulsó Hugo Moyano a raíz de la pelea por la paritaria del sindicato de Camioneros. Los Moyano reclamaron un 27%  que rompe por más de 10 puntos el techo que había impuesto la Casa Rosada del 15% de aumento y amenazan con un paro del sector. La situación económica empeoró y Federico Struzenneger desde el Banco Central anunció que la expectativa de inflación para este año coincide con lo que reclama el camionero: un 27%.

El jueves pasado fue la primera reunión en el Ministerio con los Moyano por la paritaria y allí empezó el conflicto con Camioneros. Pablo Moyano, al cruzar la puerta, anunció que iba a haber paros sorpresivos que comenzaron ayer. Tras el anuncio en muchas empresas de todo el país los trabajadores del gremio realizaron asambleas para organizarse y dar un plan de lucha. 

 

En este contexto, Triaca, que se encuentra en Suiza en el marco de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) acompañado de una gran comitiva y un grupo jerarcas sindicales, dictó la conciliación obligatoria para empezar a resolver el conflicto. El Ministro no quiere que pase lo que sucedió hace unas semanas en Brasil donde se concretó un paro total de las actividades de camioneros y el país sufrió un desabastecimiento de varios recursos como la nafta.  

En paralelo, en el viejo edificio de Azopardo 802, las horas pasan rápido. Ayer, parte de la cúpula de la CGT recibió a más de 20 regionales del interior del país que le reclamaron un paro general por la situación economica que están sufriendo. Hoy a las 16, como parte de los movimientos previos al anuncio del paro total de las actividades, el triunvirato espera al senador Miguel Ángel Pichetto y otros senadores para acumular fuerza ante el reclamo.

El día del esperado anuncio de una huelga general se espera para el jueves después de que el Consejo Directivo se junte y selle una fecha. Entre la presión de camioneros, la situación social y el acuerdo con el Fondo, la CGT busca acordar con los “gordos” la fecha que estiman para antes de fin de mes.  

La clave para definir la huelga está en los sindicatos de transporte, puntualmente los colectiveros de UTA y los maquinistas ferroviarios de La Fraternidad, que sin ellos el golpe de efecto del paro puede ser menor. En Suiza, uno de los jerarcas de CGT, Gerardo Martínez de la UOCRA, del grupo de los llamados “gordos”, se mostró crítico al gobierno dando una señal en favor al paro general. 
 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]