21/07/2019
Domingo 11 de Marzo de 2018 Política

La trama en torno a Rosner y Cuccioli: queda Indalo en el limbo y sin comprador a la vista

 

 

“Si sigue así, lo van a echar a Abad (de la AFIP) y el candidato para reemplazarlo es Cuccioli", se ufanó el oscuro financista y ¿dueño? del grupo Indalo (ahora Ceibo) Ignacio Rosner en diciembre. Pero, ¿cómo? ¿Tenía información privilegiada sobre un ex socio? Reuniones secretas, whatsapp’s y una sola certeza: la venta del holding tiene varios obstáculos de peso en el camino y en el fondo los hilos se manejan desde la Casa Rosada.

Rosner y el futuro titular de la AFIP, Leandro Cuccioli se conocían de antes, desde el 2012 hasta el 2015, época en donde ambos coincidían en la mesa de directorio y del comité operativo de El Tejar, una empresa offshore que opera en las Islas Bermudas, que en teoría es una firma que se dedica a la industria agrícola. Según reveló La Nación, ambos se reunieron a fines del 2017, tras aquél pasado offshore en común: querían evaluar la liquidez del ex holding de Cristóbal López y el financista ver la posibilidad de lograr un “salvataje”. José Torello designó negociador secreto de la Casa Rosada a Cuccioli. ¿Habrá pesado su anterior vínculo?

Desde que se reveló que Indalo adeudaba más de $8.000 millones que se convirtió en un dilema importante para el Gobierno qué hacer con el holding de López. Sin embargo, según cuenta La Nación, desde el entorno de Cuccioli defienden la “línea dura” del ex titular Alberto Abad. ¿Es un guiño al "proyecto Rosner" el ascenso de Cuccioli de negociador secreto a jefe de la AFIP?, se pregunta Hugo Alconada Mon.

A lo Alejandro Antonini Wilson, el valijero venezolano que quedó enchastrado con un supuesto dinero que iba destinado hacia la campaña de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Ignacio Rosner ingresó en la Casa Rosada. Allí lo recibió Cuccioli. De fondo, todavía está el fantasma de la autocompra de Cristóbal López, quien según esta tesis, jamás se habría desprendido del holding. Una prueba de aquello fue que inyectó fondos tras su partida. Desde la vereda de Rosner dicen que fue solamente para pagar cargas sociales atrasadas.

Por el momento no asoma una salida plausible para que el Grupo Indalo finalice su transición y logre venderse. Por lo pronto, Cuccioli ya avisó que se excusará de tratar el tema y que mantendrá la misma línea “férrea” que llevaba adelante Abad. En el fondo, detrás del joven funcionario, asoma la silueta de Mario Quintana.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]