22/09/2019
2 Sábado 10 de Marzo de 2018 Desde la trinchera

La legalidad de las cuentas offshore y el prejuicio argentino

El nombramiento del nuevo jerarca de la AFIP, Leandro Cuccioli, quedó medio obnubilado por la marcha de las chicas. Entre las pocas cosas para rescatar de su pasado (Máster en Stanford, gran carrera en finanzas, lo casi obligado para ser un jerarca PRO) quedó como tema relevante que tiene su dinero, o parte de él, en una cuenta en el exterior.

En Argentina, lamentablemente, está fijado masivamente en las mentes que por alguna razón si una persona gana dinero y no la deja en el sistema bancario-societario argentino es un delito. Y, en realidad, es al revés: si una persona gana mucho dinero y la tiene toda en Argentina, ahí hay algo raro; o el dinero no es suyo y no le importa perderlo o es un ganador del Quini 6 con secundario incompleto.

Si ya empezaste a indignarte, tenés que leer las próximas líneas donde voy a simplificar algo que precisa de años de experiencia y estudios. El CRS (por sus siglas en inglés, Common Reporting Standard) es un sistema -promovido por la OCDE- de adhesión de varios países (casi todos los del planeta) que se pusieron de acuerdo en que cuando una persona, que es residente fiscal argentino, abre una cuenta afuera de Argentina, la autoridad fiscal encargada de la aplicación del CRS de ese país informa automáticamente a la AFIP sobre dicho depósito.

No es una denuncia, no hay hostilidad, simplemente es una información informática por red que llega anualmente.

Resumen: Carlitos Argento elabora una sociedad en Cayman y abre una cuenta en el Banco de Cayman, la autoridad CRS de Cayman avisa a la AFIP. Simple y concreto. Hace años se acabó la privacidad financiera y hace décadas que se acabó lo de tener una cuenta offshore (fuera del país) para evadir impuestos. Pero, en nuestra mente, después de tantas décadas y por qué no, un siglo de robos, eso que no es delito, ni siquiera en lo moral, lo vemos como un delito. Y si no es un delito en algo poco ético. Pero no es así.

Vamos al caso de Cuccioli, el nuevo jerarca de AFIP. Trabajó casi toda su vida fuera del país y manejó sus ganancias como quiso. La elección de Cayman o alguna de las islas del Caribe se eligen porque son naciones que no cobran impuestos o cobran muy bajos para que tengas su dinero y hagas las sociedades para tus negocios ahí. Lo cual no es ilegal en absoluto, ya que son sus decisiones soberanas.

Si tengo $100 y una isla me cobra $0 de impuestos y Argentina $67, ¿dónde los voy a poner, caballeros? Vida hay una sola y no hay que pasarla mal gratuitamente. O en este caso pagando para estar peor. Por eso, es clave estructurar bien el patrimonio, casi tan importante como respirar.

Si tengo $100 y una isla me cobra $0 de impuestos y Argentina $67, ¿dónde los voy a poner, caballeros?

En todo el mundo hay cada vez más controles para evitar la evasión de impuestos y esos controles llevan a dos consecuencias: salen ganando los países que cobran menos impuestos (véase el “tax cut” de Trump) y, a la vez, cuanto más controlado está todo, más fácil es el tránsito de capitales de un país a otro. Hoy la clave no es esconder, sino mostrar, para poder circular sin trabas.

Sofistíquense y estructúrense, compañeros, que el infierno es para los que esconden billetes sucios en bóvedas, no para los que la hicieron laburando.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]