22/08/2019
Miércoles 28 de Febrero de 2018 Desde la trinchera

El hit del verano y el descontento popular

Los cantos contra el presidente se extendieron en varios estadios de futbol en las últimas semanas. ¿Decisiones arbitrales o descontento popular?

La primera hinchada en cantar #MMLPQTP contra Mauricio Macri fue la de San Lorenzo en respuesta a los fallos del árbitro Silvio Trucco en el partido de los cuervos frente al equipo del presidente. El hit del verano luego sonó fuerte en el estadio del más grande, River Plate, que también fue perjudicado por otro referee. Hasta aquí todo parecía indicar que los cánticos se debían a simples conjeturas futbolísticas por tratarse de dos clubes que se oponen a la actual conducción de la Asociación de Fútbol Argentino.

En este contexto no hay que perder de vista que todos los clubes ejercen presiones para sacar algún que otro beneficio. El equipo del presidente es el que se encuentran en mejores condiciones de ejercer esas presiones mediante el eje Angelici-Elizondo-Tapia-Mitjans. Todos ellos confesos hinchas de Boca.

No obstante, los cantos contra Macri también se escucharon en otros estadios: All Boys, Racing, Huracán, Lanús, Independiente y Chacarita. Incluso en un partido de básquet en Obras Sanitarias y en los recitales de Dancing Mood, Guasones y Los Pérez García.

Insólitamente, uno de los dos sindicatos de los árbitros (SADRA) analiza la posibilidad de suspender los partidos cuando las hinchadas insulten al presidente. En el caso de que la iniciativa prospere quizás en un tiempo solo se jueguen partidos en la cancha de Boca con un combinado de equipos de la ribera filomacristas vitoreando a su líder.

La masividad que cobró la canción contra Macri se da luego de que se apruebe el polémico recorte a los jubilados, de un enero lleno de tarifazos, de una inflación que parece no tener control, del intento del gobierno de poner techo a las paritarias y de los múltiples escándalos que rodean al oficialismo.

El hit del verano se da luego del recorte a los jubilados, los tarifazos, del techo a las paritarias que pone Gobierno y de los escándalos que lo rodean.

Está claro, entonces, que el hit del verano ya excede los fallos arbitrales sino que se debe más a cierto descontento popular. Vale recordar que la imagen del presidente viene en picada. Según un estudio publicado este mes de la consultora de Ricardo Rouvier el 54,4% de los argentinos no está conforme con la gestión del Gobierno Nacional.

Muy preocupado por el hit del verano contra el jefe de Estado, el ex jugador de la selección nacional y actual falso 9 xeneize, Carlos Tevez, salió con los tapones de punta -como cuando quebró al pibe de Argentinos Juniors- a bancarlo y afirmó: "Es increíble que juguemos un partido de fútbol y puteemos al presidente de la Nación. Creo que lo hacen porque se habla de que hay una AFA de Boca, y porque nombrar a Macri es nombrar al presidente más ganador de la historia de Boca".

Increíble es que Carlitos no pueda ver el berenjenal en el que estamos metidos por la irresponsabilidad del ex presidente de boquita: un dromomaníaco que se la pasa de viaje haciendo chistes de futbol por todos lados mientras la economía de nuestro país se prende fuego con la inflación, los intereses de deuda e inversiones que jamás llegaron.

Es una paradoja del destino que justamente Mauricio Macri haya iniciado su carrera política en el futbol y este lo haya llevado hasta la presidencia de la Nación, pero que a pesar de ello, sea en ese mismo lugar donde nació un canto de guerra contra la gestión de su Gobierno.

Borges decía que el fútbol es popular porque la estupidez también lo es. En efecto, hasta hace poco Macri también fue popular. Tal vez ya no seamos tan estúpidos.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]