10/12/2018
Lunes 26 de Febrero de 2018 Política

Planta a Macri el staff femenino de poder de Cambiemos y esquiva el debate sobre el aborto

Prácticamente todas las mujeres del núcleo duro del oficialismo tiene una postura contraria a la despenalización del aborto. El antecedente de "Lilita" Carrió y Graciela Ocaña.

 

Tras darle “libertad de conciencia” a los legisladores para tratar el aborto ante un eventual debate en el Congreso, una de las mayores incógnitas es saber qué opinan las mujeres del núcleo duro de Cambiemos. Si bien han sentado posición en el pasado, sus declaraciones fueron en otro momento político y bajo otras circunstancias: ha cruzado bastante agua debajo del puente. La gobernadora María Eugenia Vidal, la vicepresidenta Gabriela Michetti, la ministra de Desarrollo Carolina Stanley, la titular de la cartera de Seguridad, Patricia Bullrich, las diputadas Elisa “Lilita” Carrió y Graciela Ocaña y la senadora Gladys González configuran la rama femenina del poder que despliega el presidente Mauricio Macri.

 

María Eugenia Vidal

 

El año pasado en una entrevista, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires sentó posición al respecto: "Yo no creo que las mujeres, por ocupar cargos públicos, estemos obligadas a promover la despenalización del aborto por el solo hecho de ser mujeres”, dijo y comparó su decisión con la ex presidenta Cristina Kirchner. No obstante, su oposición no es solo retórica, ya que a poco de asumir en su cargo dio marcha atrás con una resolución que eliminaba los obstáculos al derecho al aborto no punible en territorio bonaerense firmada por entonces su ministra de Salud, Zulma Ortiz.

Gabriela Michetti

 

De fuerte impronta católica, la vicepresidenta supo decir el año pasado: "No tengo ningún problema en dar la discusión", aunque rápidamente dejó en claro que tiene una postura contraria al aborto. "Para mí la vida es a partir del embrión y los estados tienen que considerar que el derecho a la vida es el primer derecho humano. Si lo defendemos en cualquier circunstancia, y yo pienso que ahí hay una vida, lo tengo que defender", explicó.

Carolina Stanley

La ministra de Desarrollo Social es una de las pocas voces femeninas del macrismo que no opinó al respecto. No obstante, la funcionaria tiene un vínculo que puede llegar a explicar su postura: tiene línea directa con el Papa Francisco, privilegio que comparte junto al senador Esteban Bullrich y al ministro de Trabajo Jorge Triaca.

Elisa “Lilita” Carrió

Fervorosa católica, Elisa “Lilita” Carrió se caracterizó durante los años post presidencia de Fernando De la Rúa de lucir con orgullo su famoso crucifijo XL. No apoya el aborto, (“Yo no estoy a favor y habrá libertad de conciencia para todos los legisladores"), supo decir años atrás, pero su posición política es más compleja: a pesar de que se la supo señalar como “fanática”, tiene una visión más ”matizada”. Durante su época “progre” fue autora de un avanzado proyecto de salud reproductiva, no aceptó el lobby de la Iglesia y en su antiguo partido, el ARI, hubo un fuerte apoyo a la despenalización del aborto.

Patricia Bullrich

 

Corría el año 1994 cuando por entonces diputada por el peronismo Patricia Bullrich presentó el proyecto de “Régimen de interrupción voluntaria del embarazo por la mujer, durante las primeras doce semanas de gravidez”. Tuvo como coautora a Graciela Fernández Meijide. No obstante, con el tiempo. Veinte años después opinó todo lo contrario: mientras de debatía en la comisión Penal del Congreso dijo: "No es el momento adecuado para dar esa discusión parlamentaria y denunció una “emboscada” para instalar el tema en la agenda de modo irregular. Grupos proabortistas, apoyados por diputados que concurrieron a la comisión, quisieron imponerme en el temario el tratamiento del tema y sacar en esa misma reunión un dictamen favorable. Se confabularon para ir a la reunión, que durante meses no tuvo quórum, habían planificado todo en silencio, sin avisarme, y a espaldas de la sociedad", dijo en su momento en un reportaje radial.

Graciela Ocaña

La “hormiguita”cambió con el tiempo su postura frente al aborto. Mientras fue ministra de Salud de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. En mayo de 2009, Patricia Ledo, jefa del Servicio de Obstetricia del Hospital Delicia Concepción Masvernat de Concordia, lo reveló: “Es la primera vez que una ministra de Salud dice que el Congreso Nacional debería despojarse de prejuicios religiosos y legalizar el aborto”. Ya, a comienzos de 2008, la “Hormiguita” le había expresado algo similar a la organización “Campaña por el Aborto Legal”. No obstante, en su plataforma política que figura en su página web sostiene que su "creencia no puede contraponerse a la creencia de los demás." y que está "a favor del casamiento igualitario, de la despenalización del aborto y de que las parejas homosexuales puedan adoptar." Pero agregó que "Nadie puede estar a favor del aborto, sino a favor de generar los mecanismos para que la mujer no tenga que llegar a tomar la decisión de hacerlo, pero a través de una educación responsable."

Gladys González

 

En el 2011, cuando era diputada, la actual senadora Gladys González dijo: "Estoy en contra de la despenalización del aborto, porque entiendo que no es la solución al problema”. En el 2016 ratificó su postura al sostener que "la despenalización del aborto ha sido un tema difícil y delicado de abordar porque tiene que ver con la pugna de dos derechos importantes: el de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo y el de la persona por nacer, a vivir. Se trata de un tema muy fuertemente enraizado en los corazones de quienes avalan una u otra postura y esto muchas veces ha dificultado el debate".

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]