15/09/2019
Viernes 16 de Febrero de 2018 Post Créditos

Una vuelta por el universo Marvel

Me acuerdo cuando leí que Disney había comprado Marvel y pensaba que era el fin de ese mundo creado por Stan Lee y Jack Kirby. "Qué pelotudo fuí", cantaba El Robot Bajo el Agua y describía a la perfección cómo me siento años después.

Disney no sólo cambió para siempre el cine de superhéroes, sino que le dio vida a esto que conocemos como el Marvel Cinematic Universe (MCU) y, que, con el estreno de Pantera Negra, llega hoy a su película número 18. Lo más impresionante es que no muestra signos de desaceleración: en lo que resta del año todavía nos esperan Infinity War y Ant-Man and The Wasp.

Como si necesitara una excusa, voy a aprovechar este estreno para hacer un breve repaso por lo mejor que nos dio Kevin Feige en estos años al frente de Marvel.

5- Los Vengadores

La película que le dio forma para siempre a este universo. Esa sola escena en la que vemos por primera vez a todos juntos luchando para proteger la Tierra del villano más sexy de la historia (Loki) es el sueño de todos los que leimos comics alguna vez. Podemos decir que es un film pensado más bien para televisión, que no envejeció tan bien como el resto y que el traje del Capitán América es horrible. Todo eso es verdad. Pero esta película funciona a la perfección y cada héroe tiene su momento para lucirse en pantalla, una razón real para unirse y un objetivo mayor que la gloria personal. No es un peliculón, pero esa escena aislada, a esta altura icónica, es la pesadilla más grande del estudio contrario y la culminación de la visión de Kevin Feige.

4- Spider-Man: Homecoming

Si la dejamos afuera de las mejores del año, por sobre Thor Ragnarok, ¿cuál es la razón de incluirla acá? Marvel arrancó este universo sin tener en sus filas a varios de los personajes claves de la franquicia. Spidey era uno de esos. Sony chocó violentamente al personaje y corrió a pedirle ayuda a Marvel, donde el hijo pródigo fue recibido con los brazos abiertos. Spider-Man tuvo su revancha volviendo a la adolescencia, donde Tom Holland se lució y despejó todas las dudas que había sobre su elección. Una mezcla perfecta entre comedia dentro de un secundario y una película de aventuras, con un poquito de Tony Stark para darle continuidad. Hasta se da el lujo de homenajear a Michael Keaton como el villano de esta historia.

3- Iron Man

Si bien Hulk es la que da origen al MCU, la piedra fundacional, la película que empezó todo es Iron Man. No solo cambió para siempre el género de superhéroes, sino la industria del cine en general. Esta película marcó el regreso de Robert Downey Jr., quien nació para interpretar a Tony Stark; es más, ni siquiera necesita actuar: Tony es Robert. No existiría un universo de Marvel sin Iron Man: todas las historias pasan por él, algunas veces más cerca del idiota adorable, como en esta película; otra veces insufrible, como en Civil War. Pero, nos guste o no a los del Team Cap, Tony es el responsable del MCU. Tanto le costó a Marvel hacer una origin story que esté a la altura de ésta, que tuvo que introducir personajes en otras películas antes de tener debut en solitario. Black Phanter es el mejor ejemplo.

2- Captain América: Winter Soldier

La segunda película de Capitán América es increíble por donde se la mire. Es un thriller de espías y conspiraciones con una adrenalina impensada para una película de superhéroes. Lo que logran los hermanos Russo con Winter Soldier es tan bueno que no importa si hay o no un buen villano (lo hay: Bucky), sino que toda la tensión está puesta en el giro SHIELD / Hydra. Tal vez sea la más arriesgada del MCU y nos dice de forma sutil que este es el mundo en el que vivimos. Junto con Civil War y The First Avenger, la trilogía de Capitán América es excelente, muy superior a la de cualquier héroe de esta franquicia.

1- Guardianes de la Galaxia

Guardianes de la Galaxia tiene todo lo que una película de Marvel debería tener: una excelente banda de sonido, un guión que mezcla aventuras y comedia, un estilo visual único, un mapache malhumorado y un árbol que solo puede decir tres palabras. Es a la vez parte del MCU y, al mismo tiempo, está en su propia galaxia. A su vez, es la prueba definitiva del poder de Marvel. Aunque digan lo contrario, nadie leyó un comic de los Guardianes de la Galaxia, nadie conocía a los personajes y la película funcionó a la perfección en el público. Incluso, los protagonistas fueron una apuesta. Si bien Zoe Saldaña ya venía dando pasos chiquitos en Hollywood, Chris Pratt era el gordito de Parks and Recreation y Dave Bautista era un luchador más. Pero bajo la dirección de James Gunn todos se convirtieron en estrellas.

Capaz escribo desde el fanatismo, soy una persona que tiene a Groot, Baby Groot, Groot con trajecto, Groot en macetita, Groot de peluche y hasta una remera de Groot, pero Guardianes de la Galaxia es la mejor película que Marvel entregó hasta ahora.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]