8.9º
Mi 8º/14º
Jue 7º/13º
Martes 13 de Febrero de 2018 Política
Segundo round: desinfla el Gobierno la marcha del 21F y muestra a un Moyano "kirchnerista"

La idea fue clara desde el primer momento. Apenas Hugo Moyano y parte del mundo sindical lanzaron la marcha del 22 de febrero (luego cambiaron la fecha y se adelantó un día), Mauricio Macri bajó la orden de “convencer” a los líderes gremiales de peso para darle la espalda.

El presidente de Independiente, acorralado por la Justicia y con la guerra declarada, está en su peor momento: son pocos los que apoyan el paro y con el correr de los días la movilización pierde impacto. Ahora, el líder de los gastronómicos, Luis Barrionuevo, prefirió correrse del centro de escena y no bancó a Moyano.

Será una prueba de fuego para el líder de Camioneros, que no se baja, confía en que su protesta será “contundente” y reparte críticas para todos los “traidores” que eligieron no acompañarlo el 21 de febrero.

La estrategia de Gobierno hizo efecto: se llevó a su terreno a sindicalistas poderosos y debilitó a un Moyano que no logra hacer pie y tiene como premisa “hacer lo que sea” para intentar contrarrestar la ofensiva política y judicial en su contra. Incluso logró mostrarlo (más error del sindicalista que mérito propio) como un aliado del kirchneristmo luego de las amigables declaraciones sobre Cristina Kirchner.

La intención de la máxima autoridad del Rojo era lograr una foto que asustara y generara impacto en la Casa Rosada. Habrá que esperar cómo se desarrollan los próximas días previos a la marcha, pero por ahora, en la antesala del 21F, la primera batalla quedó en manos del Gobierno.
 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]