8.9º
Mi 8º/14º
Jue 7º/13º
Viernes 09 de Febrero de 2018 Butaca Reservada
Terrenal: enamora a todos la obra más galardonada del teatro independiente

Terrenal es una de las obras más vistas y recomendadas dentro del circuito teatral independiente argentino de los últimos años. Declarada como espectáculo de Interés Cultural de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por la Legislatura porteña, también obtuvo en 2014 el premio de la crítica al Mejor Libro Argentino en la 41ra Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Y el jueves 1 de febrero, Terrenal estrenó su quinta temporada.

En un texto ingenioso, complejo y arriesgado, Mauricio Kartun -ganador de múltiples reconocimientos individuales por esta obra- hace su versión conurbana del mito de Caín y Abel, atravesada por un eje político-económico. Caín, el empresario, productor de morrones, representa el capitalito; mientras que Abel, el proletario, vende la isoca que crece sola en la tierra. La privatización contra el usufructo colectivo de la tierra o la productividad salvaje frente al uso sostenible de los recursos naturales, son las ideas que enfrentan a los hermanos y recorren un relato actual, vivo y siempre vigente.

Las actuaciones de Claudio Martinez Bel encarnando a Caín y de Claudio Da Passano como Abel son inagotables. Una gestualidad desbordada, retórica, propia de la farsa. Personajes que son bufones, con gran cantidad de matices y que nos recuerdan por momentos a “Esperando a Godot” y también al clásico del humor “El gordo y el flaco”. 

Rafael Bruza se pone en la piel de Tatita como una suerte de Inodoro Pereyra: un gaucho hilarante, pillo y seductor. Un personaje que atrapa desde la comedia, pero que sorprende con la oscuridad y amargura propias del padre frente al destino trágico de sus criaturas.

El vestuario y el maquillaje de Terrenal aportan el equilibrio exacto para caracterizar a los personajes. La escenografía y la iluminación hacen lo propio, construyendo ese baldío decadente apenas compuesto de unas bambalinas grises y rasgadas; y un fondo oscuro en el que, por momentos y casi accidentalmente, el público vislumbra al músico en una interacción que aporta muchísima fuerza a lo que ocurre en escena.

Con localidades agotadas en sus funciones, el Teatro del Pueblo abre sus puertas un año más para recibir la pieza de Mauricio Kartun.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]