8.9º
Mi 8º/14º
Jue 7º/13º
Viernes 09 de Febrero de 2018 Espectáculos
La Casita de Papel

Así como pasó con 13 Reasons Why, Stranger Things y Dark, Twitter Argentina es el mejor PNT para Netflix por su manera de fogonear series. Estas últimas semanas le tocó a La Casa de Papel, una serie de televisión española, y la pregunta es inevitable: ¿es realmente atrapante o la comunidad twittera la hace atrapante?

Twitter es una exageración. Quienes estamos en la comunidad sabemos que en esa jungla no hay lugar para los débiles. Reina la intensidad y la espontaneidad, dos características de La Casa de Papel, la última serie fogoneada por el pajarito. Y justamente por eso es una serie de fin de semana. No le pidas más porque no hay cuerda para tirar, así que a desactivar la mirada crítica y dejarse llevar.

Preguntar si La Casa de Papel es buena, atrapante o lo que sea no se puede responder porque la valoración es subjetiva, pero sí se puede preguntar otras cosas que dejan en evidencia agujeros en la serie, principalmente sobre la figura del Profesor: cuál es la relación con Berlín; de dónde se financió, si estuvo la mitad de su vida en un hospital; cómo conoció a los atracadores y por qué los eligió a ellos; entre otras *deje aquí su pregunta*.

Además de las incógnitas del pasado del resto de los personajes (que apenas sabemos por mínimos diálogos o flashbacks), hay una intensidad insoportable a la que ni Cris Morena se animó... ¿Qué son esos flechazos de amor en menos de una semana?

Tokio podría ser la personificación de La Casa de Papel: una verdadera caja de sorpresas. Pero las sorpresas son producto de un guión increíble... Increíble de in-creíble: un cóctel de escapes, sentimientos y errores insólitos. La mayoría de las situaciones se resuelven de manera rebuscada, por una vía impredecible que resta credibilidad y atención. El nivel de resoluciones retorcidas se asemeja, por ejemplo, al robo del tren en Breaking Bad (sorry not sorry por el spoiler, ya deberían haberla visto).

La idea de esta breve crítica no es spoilear sino bajar expectativas a la hora de verla, porque no hay nada peor que desilusionarse... Bah, sí hay algo peor: Arturito. Y Tokio también. 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]