22/07/2019
Miércoles 11 de Octubre de 2017 Política

Rosca electoral: dice el massismo que aún no habla con nadie

En el espacio del diputado y candidato de 1País, Sergio Massa, dicen que las operaciones les pasan por al lado constantemente y quieren romper con el clima de polarización. Buscan el número mágico de una derrota digna
 

En el sprint final de la campaña, el massismo repite como mantra: “no hay que vender la piel del oso antes de cazarlo”. Tienen motivos para hacerlo; sienten que los están “operando” para sacarles más votos de los que ya perdieron en la PASO. No quieren participar, por el momento, del “trabajo de parto” del PJ para hacer nacer el poskirchnerismo y, dicen que, en efecto, “nadie los llamó, ni se sentaron a negociar nada con nadie”. Ni siquiera con el senador Miguel Pichetto. Esto se lo confirmó a elCanciller una de las espadas legislativas del espacio que lidera Sergio Massa en el Congreso. A quién apuntaron como el responsable de estos rumores es al diputado del bloque Justicialista, Diego Bossio, al que tildaron de “vacacionista”.

Versiones periodísticas de los últimos días afirmaban que estaba en plena cocción la formación de un interbloque del peronismo no K, que incluiría al Frente Renovador de Sergio Massa, en competencia con el kirchnerismo por ser la segunda fuerza en la Cámara. ¿El objetivo? Despegarse de Cristina,  y de plantar una fórmula con chances de dar pelea en la presidencial de 2019. En esa lista están los diputados y senadores que envíen en diciembre los gobernadores y lo que pueda aportar Randazzo, en principio. “Obviamente después del 23 cada uno va a contar los votos, va a ver con que fuerza quedó y ver hasta donde tironea desde un lugar o desde el otro. Alguno de los muchachos, como Bossio o el propio Pichetto, lo usan para instalar que esto va a ocurrir. ¿Por qué lo digo? Porque con nosotros no habló nadie (se ríe). Nadie”. La fuente, con muñeca legislativa, y en estricto off the record, fue más allá: “A mi nadie me llamó. Massa anda enquilombado,  a él tampoco lo llamaron. No tuvimos ninguna reunión. No va a haber ninguna hasta después del 23”.

En la coalición 1País todos saben que es prácticamente imposible que ingrese Sergio Massa al Congreso. Sin embargo especulan con retener, al menos, un 13 del 15,53% que obtuvo el tándem Massa- Stolbizer en las PASO. La diputada Graciela Camaño cree que no está dicha la última palabra. “Estamos en los últimos diez días y hasta que no llegue el día de la elección no podemos vaticinar nada con demasiada certeza. Creo que con el esfuerzo que estamos haciendo, que es muy grande, podimos llegar a aspirar nuestro a hándicap de la primarias”.

Si emparda el guarismo de agosto, Massa, enviaría un doble mensaje: uno al Gobierno, que no lograría sacarle votos. El otro, a sus futuros e hipotéticos compañeros de unidad. Llegaría con el suficiente aire para no dar por perdido el sueño presidencial. El último trabajo de Federico Aurelio -uno de los pocos que acertó en las PASO- señala que 1País va a rondar los 13 puntos.

LA GRIETA YA FUE. dos o tres actos por día es la premisa de “los del medio”. En apariciones relámpago, Sergio Massa y Margarita Stolbizer, planean hacer foco en el conurbano, “mechando” con el interior. Con el recurso discursivo de “la grieta” gastado, ahora apelan a la clase media. Ya tomada la decisión de relegar la presencia estelar de Stolbizer en la campaña, están buscando ”rascar la olla” en busca de votos peronistas. Anoche, Massa, en una conferencia de prensa desafió a sus rivales en la pelea por el ingreso al Senado nacional con un debate televisivo. “Si tiene coraje, los esperamos”, soltó. ¿El lugar? La Universidad de Mar del Plata.


 

 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]