22/07/2019
Martes 12 de Diciembre de 2017 Política

Kosiner, Bossio y el "efecto" Carrió: decide el peronismo si paga el costo político de apoyar la reforma previsional

El interbloque Argentina Federal tiene los votos necesarios que necesita Cambiemos para aprobar la próxima semana la ley

 

Como si fuera una partida de póker en donde cada rival estudia el movimiento del otro, el peronismo esperará hasta último momento si apoyará la reforma previsional que busca aprobar el Gobierno “sin falta” antes del 31 de diciembre. El interbloque Argentina Federal, cuya principal espada es el diputado salteño Pablo Kosiner, tiene la “llave” para aprobar el proyecto que busca “ahorrar” $100.000 millones en jubilaciones y planes sociales. El tire y afloje con Cambiemos, que necesita para el quórum de los 35 votos pejotistas, tiene otra discusión de fondo: ¿quién pagará el “costo” político?

 

“Que resuelvan entre ellos primero y después nos sentamos a discutir", le lanzó Kosiner a Cambiemos y dejó la puerta abierta al apoyo tan ansiado casi al filo de la votación. El interbloque peronista que ahora se referencia con los gobernadores, se apoya en la figura del salteño y del ex titular de la ANSES, Diego Bossio, quienes se convirtieron en un nexo para negociar el “reformismo permanente” que quiere instaurar el presidente Mauricio Macri. El primero se ocupa de la reforma previsional y el segundo de la reforma tributaria, el pacto que firmó el oficialismo con los gobernadores (con excepción de San Luis). Los 35 diputados peronistas se convirtieron en la “llave” que puede aportar el quórum y los votos que necesita Cambiemos para que el proyecto se convierta en ley. A partir de las 9 comenzarán a definir su postura, aunque Kosiner ya advirtió que ”que algunos diputados votarán en contra”.

En el Congreso habrá una jornada agitada. Además de la reunión de la comisión de Presupuesto y Hacienda y la de Previsión y Seguridad Social, a las 15.30 el Gobierno enviará al ministro de Trabajo, Jorge Triaca y al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, para darle el envión final y que el proyecto salga “ileso” y vaya a votación la semana próxima.

 

Las 108 bancas que tiene Cambiemos lo dejan a solamente 21 diputados de conseguir el quórum. Con 22 legisladores peronistas que habiliten el debate, la sesión se desarrollará sin inconvenientes. "Sin quórum propio y sin mayoría, tienen que alcanzar necesariamente niveles de acuerdo", se esperanzó Kosiner.

Luego del Bluff que significó las idas y vueltas del apoyo de la diputada Elisa “Lilita” Carrió, en Cambiemos confían en que el peronismo “responsable” acompañe la iniciativa. Con los logos de la Unión Cívica Radical (UCR), el PRO y la Coalición Cívica-ARI, el oficialismo “formalizó” el apoyo de la chaqueña a la reforma, quien en el domingo había exigido “cambios”.

Compartir en
Notas relacionadas
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]